Mantenimiento preventivo, correctivo y predictivo del vehículo

adad

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), la mayoría de los accidentes de coche podrían haberse evitado si se hubiera realizado un correcto mantenimiento del coche.

Además, si se quiere alargar la vida útil del coche, es fundamental realizar los distintos tipos de mantenimiento con tu profesional de confianza.

Así mismo, los principales accidentes son los provocados por la rotura de la rueda, esto puede ser previsto si se mantienen de forma periódica las revisiones oportunas para conocer el estado de los neumáticos y otros elementos del vehículo, como por ejemplo, los frenos del mismo.

Podemos distinguir tres tipos de mantenimiento: el mantenimiento correctivo, el mantenimiento preventivo y el predictivo.

El mantenimiento correctivo

En este tipo de mantenimiento lo que se pretende es hacer reparaciones o sustituciones de aquellos componentes del coche que no funcionan o que ya no lo hacen de forma correcta. Por ejemplo, se recomienda disponer en el vehículo de alguna luz de repuesto, sobre todo si nos vamos de viaje con el vehículo. Muchas personas tienen en su guantera una linterna para ver mejor y ayudar a sustituir cualquier elemento que podamos sustituir sin necesidad de un taller.

El mantenimiento preventivo

Este tipo se refiere al propio seguimiento de las instrucciones que proporciona el fabricante. Como por ejemplo, el seguimiento del kilometraje para proceder a la sustitución de ciertas piezas o de cuándo deben ser revisadas.

El mantenimiento predictivo

Este último tipo de mantenimiento es aquel que hace del propietario de una persona proactiva y observadora, es decir, reconocer por sus propios medios si es necesario realizar alguna reparación a su taller especializado de confianza.

La mayoría del mantenimiento puede ser realizada por el propio propietario si dispone de medios y herramientas adecuadas. Si no, se recomienda que lo lleve a manos de un especialista.

Estos hábitos son los siguientes:

  • Revisión de la presión de los neumáticos
  • revisión del líquido de frenos
  • verificar si el alumbrado funciona correctamente

Hay otras revisiones que solo pueden realizarse a manos de un profesional. Un buen mantenimiento puede salvar la vida del conductor, de otros conductores y terceros.

Es importante destacar que la ultilización de piezas procedentes de un desguace puede tener sus ventajas e inconvenientes. En caso de piezas de seguridad del vehículo es fundamental realizar la sustitución con uno de fábrica y no ya usado, con el fin de evitar accidentes y aportar mayor seguridad al propietario y demás personas.

Actualizado el