Mantenimiento de cerraduras

Cerraduras

La cerradura, la puerta y la llave de una vivienda, son objetos muy sólidos y robustos que se utilizan para reforzar el sistema de cierre de una apertura.

A veces, este conjunto del sistema de cierre de tu casa ya no está en buenas condiciones, ya sea por el desgaste, el deterioro, la negligencia, etc. Sabiendo que la mayoría de las personas no tienen suficiente dinero para un reemplazo de cerrajería cuando lo necesitan, es importante maximizar su nivel de mantenimiento.

En efecto, el mantenimiento de cerrajería es una operación que consiste en volver a poner tu equipo en buen estado, pero sin cambiar el original.

Así, los diferentes escenarios para los que se debe requerir siempre un buen mantenimiento de cerrajería son:

Para evitar que tus cerraduras sean forzadas hasta el punto de impedirte utilizarla, es importante mantenerlas en buen estado. Así como optimizar el rendimiento y la vida útil de una puerta, una cerradura o una llave, garantiza la máxima protección a largo plazo. Esta operación es muy sencilla, si te acercas a un cerrajero experto.

Obsolescencia

Si tu cerrajería está empezando a mostrar signos de debilidad debido al desgaste del tiempo, no es necesario que la cambies. De hecho, lo único que hay que hacer es mantenerlo correctamente para que siga funcionando.

La restauración y reparación de una cerradura, puerta y llave dañada debe ser realizada por un cerrajero experto, para que no se dañe la estructura original de tu cerrajería.

Una nueva mudanza

Cambiar de casa sin asegurar el buen funcionamiento y la eficacia de tu cerrajería es una negligencia. Un acto tan descuidado puede ponerte fácilmente en peligro, sobre todo porque no sabes a qué riesgos te estás exponiendo.

Al comprobar el estado de la cerradura al entrar y reparar todas las puertas, el nivel de protección para ti y tus pertenencias está garantizado al 100%. Esta intervención es preventiva y muy importante para la máxima seguridad.

Un buen mantenimiento de cerrajería, permite comprobar que el antiguo ocupante ha hecho un buen uso de la vivienda. Si no es así, sabrás a qué atenerse en caso de robo, hurto o allanamiento. Por tu bien y comodidad, no descuides el mantenimiento de tu cerrajería.

¿Cómo mantener la puerta, la cerradura y la llave?

La cerrajería de tu casa debe estar siempre en excelente estado de funcionamiento. Esta medida evita todos los riesgos y consecuencias perjudiciales. Tener tu casa en peligro por una cerradura o puerta ineficiente es una situación incómoda. Puedes perder energía térmica y dejar de beneficiarte del aislamiento acústico.

La probabilidad de que se produzca un robo en este tipo de situación es muy alta. Para evitarlo, es muy recomendable realizar un buen mantenimiento de la cerrajería.

Mantenimiento de puertas

Ya sea de metal, acero o madera, la puerta debe mantenerse siempre en buen estado. Dado que es tu sistema de protección óptimo, su nivel de mantenimiento debe ser superior. Por ello, se recomienda encarecidamente limpiar la puerta y su marco al menos una vez al año con agua jabonosa y una esponja no abrasiva.

Si vives en una zona donde la sal y el viento imperan a diario, el mantenimiento y la limpieza de tu puerta debe ser más frecuentes. Dependiendo del modelo y la marca de la puerta que tengas, el método de mantenimiento es bastante diferente.

- Puertas de madera: deben lijarse o inspeccionarse periódicamente para mantenerlas en su estado original. La madera tiende a oscurecerse a medida que envejece. Por eso es importante mantenerlo con tacto y meticulosidad.

- Puertas de PVC, acero e incluso aluminio: su mantenimiento es mínimo. Una limpieza con agua jabonosa es suficiente una vez al año. Es importante no olvidar limpiar sus raíles o rodillos si es necesario.

- Puertas de garaje: si son motorizadas, comprueba su apertura cada día. De este modo, su mecanismo nunca será ineficaz ni funcionará mal.

El mantenimiento de las cerraduras: una medida preventiva útil

La longevidad de tu cerradura depende del nivel de mantenimiento que le des. Si se mantiene en buen estado, tu casa estará protegida a largo plazo.

Sabiendo que hay cerraduras de cilindro y cerraduras de bombillo, es importante saber exactamente qué método de mantenimiento va a utilizar para tu sistema de cierre. El mantenimiento de una cerradura le garantiza la mejor protección posible las 24 horas del día.

Este aparato mecánico puede jugarte una mala pasada de un día para otro si no te preocupas por su mantenimiento. Entre el polvo, la humedad, los cambios de temperatura o la exposición al sol, la cerradura también está sometida al uso diario con la introducción de llaves.

Estos diferentes factores conducen gradualmente a un inevitable deterioro de la cerradura, que puede atascarse en un momento inadecuado. Para evitar quedarse fuera o encerrado y tener que invertir en una nueva cerradura, sólo es necesario mantener su sistema de cierre de forma regular. Esta operación no requiere que usted sea un técnico inexperto y mucho menos un aficionado, sólo un profesional de la cerrajería podrá ofrecerle una operación experta.

Actualizado el