Mantén tu mente y cuerpo sano

Cuando hablamos de nuestro cuerpo, nos estamos refiriendo a la piel, los órganos, las partes importantes como la espalda, el abdomen, los pies, las manos, y todo el conjunto de partes que consolidan nuestra estructura física.

El cuerpo requiere de nutrientes, vitaminas, minerales para funcionar correctamente, asimismo, cuidados de efecto estético, además de ejercicio que ayuden a moldear la figura y mantener estándares de salud ideales.

La mente, de manera específica, es un aspecto tan trascendental como ningún otro, de su cuidado depende nuestra estabilidad, las relaciones sanas con el entorno y la salud en general.

Aprende a cuidar tu cuerpo

Para cuidar nuestro cuerpo es fundamental tres cosas: disciplina, mucha agua y alimentación saludable. Se podría incluir, también: rutinas de ejercicios, dormir las horas que corresponde, pero, más allá de lo elemental o lo fundamental, está el grado de amor que una persona pueda sentir por sí misma. Veamos una serie de consejos, lo más importante, para enaltecer el cuidado del cuerpo, pretendiendo que sirva de guía para quien lo requiera.

Siempre ten una buena disciplina y hábitos

De nada sirve hacer un plan o una rutina, para el cuidado de nuestro cuerpo, si no tenemos disciplina y tampoco capacidad para introducir hábitos saludables en nuestro día a día. Si nos proponemos cuidar nuestro cuerpo, es importante entender, que todo, cuanto se pueda, tiene que formar parte de un plan, porque es una manera de organizar, parte de nuestro tiempo y nuestra vida.

Un pequeño cambio de hábito puede hacer la diferencia. Establecer una rutina en la mañana, suma dotes para disfrutar de una vida saludable y un día más productivo, lo que repercute, no solo en el aspecto físico, sino también en el psicológico. Dicha rutina en las mañanas, comprende tres acciones fundamentales: higiene corporal, desayuno y ejercicio. En este aspecto se recomienda: establecer una hora para despertar, y cada acción distribuida por horas, seguramente, te tocará ir al trabajo, y de no ser así, debes incluir en esa rutina, actividades de desarrollo o diligencias de acuerdo al nivel de importancia para tu vida.

Mejora tu alimentación

Una buena alimentación es aquella que provee de manera proporcional, la cantidad de vitaminas y minerales, que están distribuidas en: proteínas, carbohidratos y grasas naturales.

La proteína, por ejemplo, es fundamental, está directamente relacionada con los músculos, ligamentos, piel, cabello y uñas. Conocer los tipos de proteína y de qué manera favorece nuestro organismo, es indispensable para poder conformar platos, sirviendo como base, para proporcionar los niveles de nutrientes que el cuerpo requiere.

Comer por la mañana, cereales azucarados, no es un buen desayuno, en cambio si se cambia por galletas con harina de avena, seguramente evitarás sufrir diabetes en un futuro. Bajar los niveles de consumo del azúcar también es beneficioso para la salud y es una acción muy importante, por lo dañino que resulta para la salud, sobre todo de los más pequeños o de personas que sufren diabetes.

Si estás en buscando bajar de peso, puedes probar con las pastillas de goji para adelgazar. Son naturales y no afectan a tu metabolismo.

Actualizado el