Licencia y permiso de apertura

Arco-partners

Una licencia de apertura es un trámite obligatorio mediante el cual queda demostrado que un local, una oficina o una nave cumple con la normativa vigente en su municipio para llevar a cabo una determinada actividad comercial.

La licencia de apertura la concede el Ayuntamiento de la zona y las exigencias pueden variar de un municipio a otro. Los requisitos que debe cumplir un local para conseguir dicha licencia de apertura se refieren a aspectos técnicos, medioambientales, higiénicos y urbanísticos.

Tipos de licencias de apertura

En función de la actividad que se vaya a desarrollar en el local se requerirá de un tipo de licencia de apertura u otra. La mayor diferencia entre una y otra es la documentación e informes que se debe presentar, así como el tiempo de respuesta por parte del ayuntamiento para conceder la licencia de apertura y poder poner en marcha la actividad del local.

La normativa que rige las licencias de apertura separa las actividades en dos grupos: actividades inocuas o no clasificadas y actividades nocivas o clasificadas.

  • Las actividades inocuas o no clasificadas son las que no generan molestias, que no ponen en riesgo la salubridad ni pueden causar daños en el medio ambiente. Este tipo de actividad no son nocivas ni peligrosas ni para las personas ni para el entorno por lo que su licencia de apertura necesita de menos comprobaciones y documentación.
  • Las actividades nocivas o clasificadas son las que en su desarrollo pueden resultar molestas, insalubres o peligrosas tanto para las personas como para el medio ambiente. Este tipo de licencia de apertura requiere de un procedimiento más largo y también más costoso. Suele exigir la realización de un proyecto técnico completo y su aprobación por parte del Ayuntamiento puede llegar a tardar hasta 3 meses.

Normativa en licencias de apertura

La normativa en materia de licencia de apertura para las distintas actividades se encuentra determinada en función del municipio.

A nivel nacional es la Ley 12/2012 de Medidas Urgentes de Liberalización del Comercio la cual determina el tipo de trámite que tiene que superar cada actividad comercial. La intención de esta normativa es que sea sencillo obtener este tipo de licencia, para que la consigan el mayor número de comercios posible.

La Ley 12/2012 introdujo lo que se conoce como “licencia express”, que supone que determinados tipos de actividades no necesitan una licencia previa para que se pueda realizar dicha actividad comercial. Se sustituye de esta manera el sistema de control previo por la presentación de una declaración responsable para los servicios que incluye en su Anexo I, siempre que el local no tenga más de 500m2 de superficie de venta al público.

El control por parte de la administración para comprobar que el local cumple con la normativa vigente para obtener su licencia de apertura se realizará a posteriori.

Actualizado el