¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

La Renta Vitalicia, una forma de vender la nuda propiedad de tu vivienda

renta vitalicia

La situación económica del país y el encarecimiento de los precios han ocasionado que muchas personas vean complicado llegar a fin de mes. Sobre todo las personas mayores, las cuales con una pensión muy reducida tienen que hacer frente a todos los gastos. Una de las opciones, cada vez más frecuente, para ganar un dinero extra y poder vivir dignamente es vender la nuda propiedad de la vivienda.

A las personas mayores les cuesta mucho dejar su casa después de tantos años viviendo en ella. Está llena de recuerdos y el vínculo emocional que se crea es tan grande que abandonar su hogar es un proceso muy complicado. Por este motivo, al vender la nuda propiedad el propietario recibe una compensación económica por ella y además puede seguir viviendo en su hogar, bien hasta que fallezca o decida vender su usufructo.

¿En qué consiste la nuda propiedad?

Antes de llevar a cabo cualquier trámite es importante tener claro los conceptos que giran en torno a este procedimiento y cuáles son las obligaciones y derechos de cada una de las partes. 

Al comprar una vivienda el propietario está adquiriendo el pleno dominio de ésta. Lo que le permite hacer uso y disfrute de la vivienda, además de ser su pleno propietario y poder venderla o alquilarla sin ningún tipo de problemas.

No obstante, cuando un propietario decide vender la nuda propiedad el pleno dominio se divide en dos partes

  • Por un lado tenemos el nudo propietario. Es la persona o empresa que compra dicho título. Esta figura tiene el dominio de la vivienda pero está sujeto a unos derechos y obligaciones. Además, no podrá realizar ninguna modificación o trámite que repercuta al usufructo.
  • La otra figura es el usufructuario. Esta persona es la que tiene el uso y disfrute de la vivienda. También tiene una serie de obligaciones y derechos.

Los propietarios que deciden vender la nuda propiedad tienen alrededor de 75 y 80 años, en el mayor de los casos sin hijos y con una pensión muy limitada. Los gastos del día a día no les permite vivir dignamente y en el peor de los casos algunos se ven obligados a abandonar su hogar. Sin embargo, gracias a este trámite sus necesidades económicas están solventadas y puede seguir viviendo en su casa sin problemas.

La Renta Vitalicia, una forma de inversión para vender la nuda propiedad

Para vender la nuda propiedad podemos encontrar varios procedimientos. Uno de los más comunes y beneficiosos a largo plazo es la inversión en la Renta Vitalicia. Mediante este procedimiento el usufructuario recibe mensualmente una cantidad de dinero además de mantener su derecho de usufructo de por vida. Ambas partes pactan la cantidad económica por la que se va a vender la nuda propiedad y cuál va a ser la cuota mensual a recibir. Además, existe la opción de recibir una mayor cantidad inicial de dinero que se descontará del importe final.

El usufructuario puede recibir el dinero de varias formas:

  • Renta Vitalicia clásica. En este caso el propietario recibe una renta mensual con carácter vitalicio.
  • Renta Vitalicia temporal. Esta opción permite el pago de las rentas durante un periodo de tiempo determinado.

Cuando un propietario invierte en Renta Vitalicia, está adquiriendo una serie de beneficios que le permitirán vivir sin preocupaciones y lo más importante seguir disfrutando de su casa. Además de recibir una cantidad de dinero mensualmente, dejará de hacer frente a una serie de gastos como es el mantenimiento de la vivienda y otros gastos que puedan surgir, no obstante si tendrá que pagar el IBI.

Para realizar estos trámites es conveniente contar siempre con la ayuda de expertos en el sector que puedan asesorarnos y así evitar cualquier tipo de inconveniente.  

Actualizado el