La digitalización y la automatización transforman la industria

La digitalización ha entrado con fuerza en el mundo industrial y es que son muchos sus beneficios: desde el ahorro de costes hasta la agilidad operativa, pasando por un mayor control. La automatización industrial, la robótica, la sensórica, el internet of things y la visión artificial, entre otras tecnologías, cobran cada vez más importancia en los centros de producción y fabricación.

La digitalización y la automatización se puede trasladar a todas las áreas de la compañía: admininstración, producción, logística, distribución…

¿Cuáles son las principales ventajas de integrar la digitalización y la automatización en el entorno industrial? Te las resumimos a continuación.

· Optimización de los procesos: Gracias a los sistemas industriales informatizados y automáticos los procesos se pueden ejecutar con mayor agilidad. En consecuencia, se incrementan los niveles de productividad de las compañías.

· Más calidad en el producto final: Los automatismos se caracterizan por su alta precisión. Así, se reduce el error humano y mejora la calidad del producto final, aumentando la satisfacción del cliente.

· Reducción de los consumos energéticos: Los automatismos mejorar la eficiencia de las instalaciones. De esta manera se reducen los consumos de energía y a su vez, el impacto medioambiental del proceso productivo.

· Reducción de costes operativos: Gracias a la eficiencia de estos sistemas, se consigue un mejor aprovechamiento de los recursos y se logra un importante ahorro económico.

· Más control y seguridad: La digitalización de las fábricas permite generar un archivo documental con el histórico de todas las operaciones realizadas. Esto permite realizar un análisis profundo e identificar todas las posibles oportunidades de mejora. Por otro lado, se incrementa la seguridad de los procesos. Al monitorizar digitalmente toda la información en tiempo real, podemos detectar cualquier tipo de alerta o predecir posibles problemas antes de que estos sucedan.

· Se reduce el estrés de los trabajadores: Los sistemas automatizados contribuyen a reducir la fatiga laboral, el estrés de los trabajadores y los accidentes laborales. Las tareas repetitivas o peligrosas serán ejecutadas por las máquinas.

· Producción más flexible: Los sistemas automáticos permiten trabajar con mayor flexibilidad y de forma más escalable, para adaptarse con agilidad a la demanda del mercado. Esto se transforma, indudablemente, en una gran ventaja competitiva.

· Mayor competitividad: Gracias al aumento de la eficiencia y de la productividad, las compañías que apuestan por la automatización y por la digitalización de sus procesos se vuelven más competitivas en los mercados.

Cabe mencionar que los proyectos de automatización y digitalización de la industria resultan cada vez más rentables. Sus beneficios económicos compensan sobradamente la inversión requerida. En la tienda de componentes electrónicos online puedes encontrar todos los elementos necesarios para el desarrollo de automatismos y sistemas de control, con tarifas muy razonables. Fotocélulas, relés, variadores de frecuencia, controladores de temperatura, autómatas programables, equipos de medición…. Por ello, cada vez son más las organizaciones que se animan a tranformar sus procesos. Vivimos la llamada revolución de la industria 4.0. 

No hay ya ninguna duda: el futuro será digital o no será.

 

Actualizado el