Jardineras de piedra

dfghj

La jardinera en jardinería ha ganado popularidad en los últimos años por varias razones. Por un lado, al cultivar plantas en una maceta, es posible elegir el tipo de sustrato sobre el que crecerán

De esta forma, ya no es un problema que el suelo no tenga las mejores características para el desarrollo de la planta. Por otro lado, su uso permite aportar un toque decorativo único.

En el mercado puedes encontrar diferentes tipos de macetas o jardineras elaboradas con diferentes materiales y con diferentes tonalidades, elementos que se pueden ubicar por dentro y por fuera y que te permiten crear combinaciones muy coloridas, cambiando por completo la apariencia de un paisaje.

Elegir el ideal es el primer paso donde no hay límites. En tu jardín de piedra, en tu huerto urbano, en piedra artificial, en piedra natural, de alta calidad, en diferentes colores, etc.

Tipos de jardineras

En el mercado se pueden encontrar diferentes tipos en función del material del que estén fabricados:

Jardinera en piedra artificial o jardinera en granito u hormigón. La jardinera de piedra artificial es la más fuerte que existe, siendo muy resistente a todo tipo de condiciones climáticas.

Jardinera de arcilla. Los de barro o terracota son la opción más clásica. Tienen un característico color naranja. Son porosos, por lo que pueden absorber el exceso de agua y no son resistentes a las heladas y pueden romperse fácilmente cuando bajan las temperaturas.

Jardinera de plástico. Existe una amplia variedad de colores y diseños de maceteros de plástico. Son las macetas más baratas y ligeras, pero su vida media es muy corta, lo que las hace frágiles a los cambios de temperatura.

Jardinera de madera. La jardinera de madera aporta un toque natural y cálido a cualquier lugar. La resistencia de esta jardinera depende de la calidad de la madera con la que fue realizada.

Jardinera de piedra natural. La jardinera de piedra natural destaca por su resistencia al paso del tiempo. Son muy pesados ​​y, por lo tanto, no se pueden mover fácilmente.

Jardinera de metal. Se pueden encontrar varias opciones de jardineras metálicas. Los galvanizados tienen una capa protectora de zinc al acero que evita la oxidación, los de acero inoxidable son muy ligeros y los de acero corten están fabricados en un tipo de acero que resiste el paso del tiempo desarrollando una capa protectora de óxido.

Jardinera de fibra de vidrio. Tiene las excelentes propiedades de la fibra de vidrio como resistencia y resistencia.

Jardinera de poliestireno. Es ligero y resistente y se puede encontrar en diferentes acabados.

Jardinera de cerámica esmaltada. Es un macetero de cerámica vidriada que te permite tener una amplia variedad de colores y formas. El mayor inconveniente es que se rompe fácilmente.

Uno de los puntos más importantes a la hora de elegirlo es su durabilidad ya que formará parte de una composición decorativa que debe permanecer inalterada en el tiempo.

En este sentido, una jardinera de granito o piedra artificial es una opción muy acertada porque está fabricada con un material que le permite soportar fácilmente la climatología a la que será sometida durante su uso, siendo ideal para todo tipo de climas.

¿Por qué comprar una jardinera de piedra?

Es el elemento perfecto para conseguir un determinado ambiente al aire libre. En combinación con el mobiliario, las jardineras añaden este toque de color gracias a las plantas que contienen para crear el espacio ideal.

La piedra es un elemento de la naturaleza que transmite una agradable sensación de fuerza y ​​elegancia. Su luminosidad, su tacto y su robustez infunden presencia y evitan que pase desapercibido.

La respuesta a la pregunta de por qué comprar una maceta de piedra artificial es simple, debido a sus múltiples virtudes. Las macetas de interior o exterior son más ligeras y fáciles de instalar que las de piedra natural.

La piedra artificial está fabricada con materiales mucho más ligeros, lo que hace que estas jardineras sean mucho más manejables, permitiendo moverlas cuando sea necesario y ofreciendo una gran versatilidad de usos.

El exterior o el interior resisten el moho y las manchas. El moho es causado por la entrada de agua en una estructura.

En el caso de la piedra artificial, esta entrada de agua no se produce porque no es un material poroso, por lo que su aspecto permanece inalterado independientemente de la climatología o si ha habido lluvias excesivas.

Estos ofrecen una larga vida útil. Tienen una alta resistencia a la compresión, son resistentes a las heladas, las bajas temperaturas y el fuego.

Apostar por jardineras de piedra baratas es optar por un producto duradero, que se pueda utilizar durante muchos años sin que su apariencia muestre el paso del tiempo.

Estas macetas se ven muy realistas. Aunque está elaborado con piedra artificial, el resultado final obtenido es muy similar al de la piedra natural, aportando calidez, confort y elegancia en el lugar donde se colocan.

Actualizado el