¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

INSPECCIÓN Y MANTENIMIENTO DE CALDERAS

calderas

Es importante inspeccionar las calderas de gas, diesel u otro sistema de combustible. Se trata principalmente de medidas de seguridad preventivas para evitar futuros problemas de generación de energía. También es necesario para minimizar las emisiones al medioambiente y mejorar la eficiencia de la caldera.

Inspección de calderas

La inspección de la caldera debe ser realizada por personal cualificado y es obligatoria, tal y como se describe en el Reglamento de Instalación de Térmicas de Edificios (RITE). Las calderas de gas deben recibir mantenimiento cada dos años y la inspección se debe realizar cada cinco años. Además de estos plazos obligatorios, se recomiendan inspecciones periódicas para prolongar la vida útil.

La inspección y mantenimiento de las calderas de gas es obligatoria, ya que si no realizamos la inspección, se puede cortar el suministro. Es peligroso no mantener la caldera en buen estado.

La diferencia entre la inspección de la caldera y el mantenimiento de la caldera de gas natural.

Inspección de calderas

La inspección debe realizarse cada cinco años por operadores distribuidores oficiales que han suscrito un contrato de suministro de gas natural para inspeccionar el funcionamiento de las instalaciones de gas, y solucionar problemas como la estanqueidad y eficiencia de los equipos. 

La distribuidora debe asegurarse de que las inspecciones se realicen correctamente y a tiempo. Por lo tanto, se notifica a los clientes en forma de cartas y carteles en las áreas públicas del edificio con al menos 5 días de anticipación. Si no se encuentran en la dirección en la fecha y hora especificadas, se podrá modificar el día de la inspección obligatoria comunicándose con la empresa distribuidora. 

Revisión de calderas

La normativa vigente requiere su implementación al menos una vez cada dos años, pero esto puede variar en función de las especificaciones técnicas de cada dispositivo y las recomendadas por cada marca. En el manual de mantenimiento de la caldera, incluye recomendaciones de los fabricantes para que se realicen inspecciones anuales para garantizar un funcionamiento correcto, una mejor eficiencia energética y una vida útil más larga.

¿Cuándo es necesario reparar la caldera?

Cuando se produce cualquier tipo de anomalía, es necesario reparar la caldera de gas. Generalmente hablando, los problemas más comunes en las calderas son: la tubería de extracción de gas está rota, altas emisiones de gases, la caldera se apaga o no se enciende, debido a la caída de presión no hay agua caliente y la caldera consume demasiada energía.

Muchas veces nos olvidamos de realizar revisiones periódicas porque no hay problemas, pero lo cierto es que es importante no olvidarnos para evitar errores y fallos inesperados.

¿Con qué frecuencia debo reemplazar la caldera?

En términos generales, la vida útil de la caldera es relativamente alta. Debido a la pérdida de eficiencia energética, se recomienda reemplazar la caldera cada 10-15 años. Cuanto más nueva sea la caldera, mejor será su sistema y rendimiento.

Para que la caldera funcione con normalidad y tenga una larga vida útil, es importante contar con la experiencia de profesionales y además que las condiciones de uso, mantenimiento e instalación sean correctas.

Actualizado el