¿Qué documentos técnicos son necesarios para compraventa de una vivienda?

Arquitectura8

Compraventa de una propiedad es un proceso que precisa de modificación, recopilatorio y búsqueda de prácticamente toda la documentación relacionada con el inmueble. La mayoría de documentos son administrativos. Pero también se requerirá documentación técnica elaborada por arquitecto, como profesional facultativo competente para preparación de dicha documentación.

¿Entonces qué documentos tendremos que pedirle al arquitecto?

Cuando compramos una vivienda lo primero en que pensamos es en el informe de tasación para la hipoteca. Pero además del informe de tasador hay varios documentos a tener en cuenta:

1. Cédula de habitabilidad vigente de 1ª o de 2ª Ocupación. Puede darse caso de que esté caducada y sea necesario renovarla. En este caso necesitaremos hacerlo mediante Declaración responsable de Segunda Ocupación en el ayuntamiento, presentando Certificado de Facultativo competente para Declaración de 2ª Ocupación.

La ley no especifica el momento exacto cuando se tiene que renovar, pero indica que se debe renovar cuando se produce cambio de titularidad del inmueble y cuando se modifica o se da de alta contrato de suministros de agua, gas o electricidad. La Cédula de habitabilidad de Segunda Ocupación, o Primera Ocupación, la puede exigir el comprador, compañías suministradoras u organismos públicos. Por lo tanto hay que tener en cuenta que finalmente la tendremos que tener al día.

2. Certificado de Eficiencia Energética es otro documento obligatorio para vender una vivienda. Sin él no se puede realizar escritura de compraventa. Según la legislación vigente el comprador debe estar informado acerca de la eficiencia de la vivienda en cuanto al comportamiento y gasto energético.

3. Certificado de Antigüedad y Ampliación de Obra georreferenciado, es un informe que nos pedirá el notario cuando no dispongamos de licencia de obra reciente y el inmueble no aparezca correctamente inscrito en la Escritura, si estamos ante siguientes casos:

a. vivienda antigua que ha tenido obras de ampliación hace tiempo;
b. vivienda antigua procedente de cambio de uso,
c. edificación existente antigua que no se menciona en la escritura, figurando solamente la parcela.

Actualizado el