Sistemas de intrusión

asda

Nuestro hogar debe ser un sitio en el que nos sintamos tranquilos y seguros. Para poder considerar nuestra vivienda como un refugio existen diferentes sistemas de seguridad, entre los que destacan los sistemas de detección de intrusiones no deseadas.

Estos sistemas nos avisan de si se produce (o intenta producir) la entrada de alguien que no está autorizado.

Clasificación de sistemas de intrusión según el inmueble

A la hora de clasificar los sistemas de intrusión en función del tipo de inmueble en el que se van a instalar, solo se deben diferenciar entre dos tipologías. Estos dos tipos se diferencian luego en otros subtipos, pero la diferenciación principal es entre vivienda o lugar de trabajo.

Es algo obvio que una vivienda no requiere de la misma seguridad que un negocio, de la misma forma que no todos los negocios requieren de los mismos sistemas de seguridad.

Tipos de sistemas de intrusión en función de su conexión

Existen solo dos clases de alarmas, las que se encuentran en comunicación con una central y las que no, aunque dentro de estos aspectos también existen diferentes matices.

Por un lado, los sistemas de intrusión y alarma que van conectados a una central pueden usar diferentes mecánicas, las cuales se pueden englobar en dos secciones: las conexiones por cable y las conexiones inalámbricas.

Por el contrario existen los sistemas de intrusión sin conexión, entre los que se encuentran los simulados o los que solo consisten en un sonido.

Grados de alarma según su nivel de seguridad

Otra de las diferencias que se puede realizar en torno a los sistemas de intrusión, y puede que la más importante de todas, es la que los clasifica en función del grado de seguridad

Dentro de esta clasificación se encuentran hasta 4 grados de alarma en los mencionados sistemas de detección de intrusos. De mayor a menor nivel, ésta sería la clasificación:

  • Grado 4: son los más seguros, pero no son necesarios en cualquier inmueble, sino en aquellos que cuentan con alto riesgo, como los que almacenan materiales peligrosos o zonas de alta seguridad.
  • Grado 3: si bien el riesgo sigue siendo alto, no lo es tanto como en el grado anterior. Es recomendable en negocios, como bancos o joyerías, donde hay objetos de gran valor.
  • Grado 2: dentro de este tipo existe un riesgo medio o incluso bajo, pero en estos inmuebles se quiere tener una comunicación constante con la central, para aumentar la seguridad. Sería recomendable para vivienda y comercios.
  • Grado 1: aquí el riesgo es bajo, así como el nivel de seguridad, pero se pueden evitar intrusiones y, antes de eso, disuadir a los posibles intrusos.

Diferencia entre sistemas de intrusión y sistemas de alarma

Aunque en ocasiones se usen ambas terminologías de manera indiscriminada, lo cierto es que no son lo mismo. En realidad, los primeros estarían dentro de los últimos por una sencilla razón: los dispositivos de alarma tienen otros usos además de la detección de la intrusión.

En un sistema de alarma se pueden encontrar otros elementos más allás de los detectores de intrusión.

Actualizado el