Sensores de movimiento, qué son y qué ventajas tienen

alarmas

Dentro de un sistema de seguridad se pueden tener diferentes elementos que permitan una seguridad plena en un inmueble. Solemos pensar en alarmas y cámaras de seguridad, pero un elemento muy importante dentro de estos sistemas son los sensores de movimiento.

Su único uso no son los sistemas de alarmas puesto que también se usan para ahorrar en iluminación en un inmueble.

Definición y usos de un sensor de movimiento

Consiste en un dispositivo electrónico que se compone de diferentes unidades receptoras y emisoras de señales que detectan y reaccionan ante cualquier tipo de movimiento físico en una determinada zona.

Como ya hemos dicho, este tipo de sensores poseen dos grandes usos: seguridad e iluminación.

Tipos de sensores de movimiento

También se les conoce como detectores de presencia y su funcionamiento variará en función del tipo de sensor al que nos estemos refiriendo.

De manera general, podemos encontrar tres tipos de sensores de movimiento para alarmas: sensor de movimiento pasivo (PIR), sensor de movimiento activo y sensor de movimiento dual.

Sensor de movimiento pasivo (PIR)

El sensor de movimiento pasivo (PIR) es el más utilizado en los sistemas de alarmas domésticos. Ese tipo funciona mediante infrarrojos, de manera que la alarma central a la que se encuentran conectados se activará si el dispositivo detecta un cambio brusco de calor o movimiento.

A este tipo de sensores se les conoce también como pasivos porque no emiten ningún tipo de energía para funcionar pero sí que detectan variaciones de energía en el espacio correspondiente.

Sensor de movimiento activo

Este tipo de sensores se caracteriza por emitir energía para ejecutar su funcionamiento óptimo. Dentro de este tipo de sensores podemos encontrar diferentes subtipos:

  • Sensor de movimiento por microondas: emite pulsos mediante el llamado efecto Doopler, haciendo que las ondas lanzadas reboten en la superficie que se está vigilando. Si algo interfiere en el retorno de dichas ondas, el sensor detectará un cambio de tiempo de dicho retorno y se producirá un salto de alarma.
  • Sensor de movimiento por ultrasonidos: su funcionamiento es similar al anterior pero funcionan mediante ultrasonidos.
  • Sensor de movimiento por vibración: detecta la vibración de la superficie sobre la que está colocado el sensor de movimiento.
  • Sensor de movimiento reflexivo: emite un haz de luz led que une un dispositivo emisor y un receptor. Si dicha conexión se interrumpe, se produce un salto de alarma.

Sensor de movimiento dual

Este tipo de sensores combinan los dos tipos anteriores, el pasivo y el activo. Es decir, podemos encontrar un sistema de detección que combina los infrarrojos (pasivo) con las microondas (activo) cubriendo espectros de espacio diferentes.

Gracias a esta combinación de sensores, en este tipo se suelen producir menos saltos de alarma falsos.

Sensor crepuscular

A la hora de hablar de tipos de detectores, es frecuente que se incluyan los sensores crepusculares. Sin embargo, este sensor no es lo mismo que un sensor de movimiento, debido a que su funcionamiento y su finalidad son diferentes.

El sensor crepuscular, también denominado sensor de luz, detecta un exceso o defecto de iluminación dentro del área a proteger, abriendo y cerrando el circuito al que están conectados para apagar o encender las luces de las instalaciones.

Ventajas del uso de los sensores de movimiento

Las principales ventajas de los sensores de movimiento serían las siguientes:

Su instalación dentro de un sistema de alarma convierte al sistema en mucho más seguro. Independientemente del tipo de sensor que se escoja, su uso nos garantiza una mayor tranquilidad al detectar en todo momento la presencia física de cualquier persona que aparezca por la zona a vigilar.

Si bien en un sistema de alarma no es tan importante, lo cierto es que este tipo de sensores consiguen un gran ahorro económico en iluminación .También es cierto que son sistemas muy eficientes que se mantienen en stand by mucho tiempo, consumiendo poco.

El factor económico siempre es un motivo importante para decidir qué elementos instaurar en una vivienda. La seguridad que brindan evita graves problemas que pueden resultar costosos.

Este tipo de sistemas permiten una seguridad más completa en tu vivienda.

Actualizado el