¿Por qué optar por un alquiler de temporada en Barcelona?

Yourhoming

En la actualidad el mercado del alquiler en Barcelona está otra vez en auge, tras la crisis de la COVID-19. Sin embargo, una de las cosas que más se está poniendo de moda es el alquiler de temporada en Barcelona. Mucha gente desconoce en qué consiste este tipo de alquileres, pero gracias a empresas como Yourhoming, el alquiler temporal es algo muy beneficioso tanto para propietarios como para inquilinos.

Arrendamiento de temporada para uso distinto del de vivienda

Este tipo de consideración la tienen los arrendamientos de fincas urbanas celebrados por temporada, sea del tipo que sea, además de los que se firmen para ejercer, en la finca en cuestión, actividades industriales, mercantiles, profesionales, docentes, asistenciales, recreativas etc.

Arrendamientos de viviendas y arrendamientos de temporada: diferencias

Mientras los primeros son contratos que recaen sobre viviendas urbanas que se puedan habitar y cuyo objetivo consiste en satisfacer una necesidad indefinida o permanente del inquilino. En los alquileres de temporada, la vivienda consiste en un alojamiento transitorio y con aspiraciones de temporalidad.

En este sentido, la duración del contrato no es lo único que caracteriza a los alojamientos de temporada. Para que exista un arrendamiento de este tipo se necesita que la ocupación del inquilino sea ocasional y que la firma del contrato no se efectúe debido a la necesidad de éste de establecer en el inmueble su hogar habitual, sino para ocuparlo por un tiempo determinado y en función de otro tipo de circunstancias, como suele ser el trabajo.

Régimen de los contratos de arrendamiento por temporada

Los contratos de temporada se rigen, en primer lugar, por lo acordado entre el propietario y el inquilino. La Ley de Arrendamientos Urbanos únicamente obliga en lo referente a la fianza. Las partes son libres de acordar aspectos como la renta, duración de la relación, prórroga, actualización de cantidades, obras a ejecutar etc.

En el caso de la fianza, según la LAU, ésta deberá ser de dos mensualidades, puesto que según lo estipulado en el artículo 36 de dicha Ley, la exigencia y prestación de fianza en metálico en cantidad equivalente a una mensualidad de renta en el arrendamiento de viviendas y de dos en el arrendamiento para uso distinto del de vivienda”.

Beneficios para el propietario y el inquilino de un alquiler de temporada

En el caso del propietario, si alquila su vivienda de manera temporal, podrá disponer de ella en un tiempo menor, no teniendo que prescindir de la misma por contratos de larga duración. Además, a nivel económico y tributario es más beneficioso.

En el caso del inquilino, conseguir un alquiler temporal es mucho más cómodo en caso de que sea por trabajo, puesto que muchos propietarios no alquilan sus viviendas por poco tiempo.

Actualizado el