Vivienda vacacional, rentabilidad en todos los sentidos

Castilla de costa

A más de uno nos ronda por la cabeza la idea de comprar una vivienda para pasar unas vacaciones solo o en familia, en la playa o la montaña, pero siempre desconectando de nuestro día a día. Comprar una vivienda vacacional puede sernos costoso de decidir pero sus beneficios son absolutos.

Ventajas de la vivienda vacacional

El objetivo principal de comprar una segunda casa se centra generalmente en la posibilidad de desconectar y descansar de las rutinas diarias. La vivienda vacacional se convierte entonces en un refugio al que acudir siempre que podamos, diseñado a nuestra medida y sin preocupaciones previas sobre disponibilidad o gastos que conllevan los alojamientos vacacionales.

Comodidad. Que tu vivienda vacacional tenga todo lo que deseas tener. Una de las ventajas de tener tu casa en la playa es la alegría de no tener que viajar con el coche hasta arriba de bártulos para salir de vacaciones o con las preocupaciones de pensar en qué necesitaremos llevar. De esta manera, llegar a “casa” supone que ésta estará ya lista para disfrutar desde el minuto uno: material listo para irse al mar, a la montaña, la ropa que dejaste previamente, equipos deportivos, etc, en definitiva todo con lo que cuentas para que en tu momento de desconexión no te falte de nada.

Tranquilidad. Después de encontrar el momento para irte de vacaciones y organizarlo todo, resulta que el hotel en el que te alojas no se corresponde con lo que te esperabas de él. Eso puede pasarnos muy a menudo, por eso cuando tienes tu casa vacacional sabes que lo que vas a encontrar es ese momento de desconexión que esperabas.

Rentabilidad. Considera la opción de comprar una vivienda vacacional como una inversión. Cada vez está más de moda la opción de poner en alquiler tu vivienda durante los meses en los que no la utilizas. Si te aseguras que es apta para la modalidad alojativa turística de vivienda vacacional podrás garantizarte unos beneficios económicos si lo deseas, pudiendo encargarle a un tercero la gestión de este alquiler para que te sea aún más fácil de mantener. Según el Banco de España este negocio aporta un beneficio anual del 4,7% y actualmente se incrementa cada año. Recuerda además que la vivienda, a parte de ser tu lugar de disfrute, gana valor año tras año y el día de mañana podrás recuperar el dinero invertido y sacarle beneficio.

Consejos para elegir tu vivienda vacacional

En definitiva comprar una vivienda vacacional puede ser una decisión a estudiar, pero si ahondamos en los beneficios que nos supone tenerla la decisión está garantizada. Recuerda considerar aspectos claves para la decisión:

Sé fiel a tus imprescindibles: Cada uno valoramos a nuestra manera las características que ha de presentar tanto nuestra futura vivienda como su entorno. Ten muy claro qué es lo que buscas y rígete por ello, ya sea la proximidad a la playa, la calidad de la vivienda, zonas recreativas o la tranquilidad. Solo tú conoces bien qué es lo que ha de tener el refugio con el que sueñas.

Estudia el mercado: Busca y compara, mira bien la oferta para tener una visión más completa a la hora de decidir sobre el precio, la ubicación y la calidad de la vivienda.

Modernidad: Comprar una vivienda nueva o de reciente construcción te asegura un mantenimiento mínimo frente a las ya usadas. Cada vez más las viviendas son diseñadas con energías verdes y mejores materiales, para un uso más responsable de recursos tanto energéticos como económicos. Una vivienda usada puede darte más de una sorpresa cuando vas a pasar unos días de relax.

Sin duda comprar una vivienda vacacional se convierte en una opción interesante e inteligente ¡Fuera preocupaciones y bienvenidas las vacaciones!

Actualizado el