La necesidad de protegerse

Puerta

La necesidad de protegerse tiene la misma historia que la humanidad y ha ido evolucionando a la par que el ser humano. Si bien al principio esta necesidad se basaba en la colocación de una piedra a la entrada de la vivienda, nuestros hogares y pertenencias han ido cambiando, por lo que también cambia la necesidad y el método para protegerlas. Por ello, se han desarrollado diferentes mecanismos de seguridad dando como resultado la creación de la cerradura.

Las primeras cerraduras datan de hace más de cuatro mil años. Este tipo de abría con llaves o candados de madera; se usaban pestillos de madera introducidos de forma lateral en un marco, o engrapada a la hoja de la puerta, poco a poco se introdujeron los pernos. Sin embargo, el Invento de la cerradura moderna se le puede atribuir a la familia Yale, Linus Yale y su hijo Linus Yale Jr, que se inspiraron en las antiguas cerraduras egipcias y construyeron una de madera de un tamaño de 1,2 mts usando para su apertura una llave que se asemejaba a un cepillo de dientes. Sin embargo, fue en 1851 cuando patentaron su invento y en 1862 lograron inventar la cerradura de cuadrante secreto o combinación lo cual convirtió su apellido en todo un sinónimo de seguridad.

En el siglo XX con la llegada de la electrónica, la cerrajería comenzó a ser mucho más compleja y a añadir procesos más sofisticados, los cuales incluían el uso de software.

Cerraduras electrónicas

En la actualidad, las cerraduras electrónicas se han convertido en una solución muy eficaz para proteger las puertas de diferentes inmuebles gracias a sus innumerables ventajas, entre las que están:

  • Instalación sencilla
  • Incremento de la seguridad con respecto a las cerraduras mecánicas
  • Sistema de autenticación muy eficaz
  • Permite gestionar el control de la seguridad pudiendo seleccionar quien entra y sale por determinado tiempo
  • Elimina el riesgo de intrusión, robo y pérdida de llaves
  • No se necesitan duplicados
  • No se tiene que cambiar la cerradura o las guardas en caso de pérdida de llaves
  • No se generan costos adicionales ya que no hay llaves que perderse ni cerraduras que cambiar

Las cerraduras electrónicas poseen un sistema electrónico que permite el bloqueo y desbloqueo de una puerta a diferencia de las cerraduras convencionales, las cuales son mecánicas y vulnerables a métodos de apertura como palanca o taladro.

Existen gran cantidad de diferentes tipos de cerraduras electrónicas que se ajustan a todo tipo de presupuesto y/o necesidades. Podemos encontrar cerraduras con paneles electrónicos o con pequeño teclado, otros modelos disponen de lectores de tarjeta RFID y otras incluso, pueden ser activadas con mandos a distancia o a través del teléfono celular.

Este tipo de cerraduras se pueden programar para establecer qué persona puede acceder al inmueble, mejorando el control de los accesos. También se pueden establecer horarios para la activación de la cerradura teniendo la total seguridad de que, por la noche o durante las vacaciones, nuestra vivienda estará totalmente protegida.

Como se puede ver, este tipo de cerraduras poseen grandes ventajas, lo que las coloca a la cabeza de este mercado, ampliando su alcance ya que sus costes son cada vez más asequibles para todo tipo de cliente.

Si tú quieres disfrutar de todas estas ventajas no dudes en contactarnos para darte la mejor asesoría en la solución de tus necesidades de seguridad en cuanto a cerraduras con dispositivos innovadores que facilitarán mucho más tu vida.

Para más información contacta con Primedomotics.

Actualizado el