Cómo elegir una campana de cocina

zzxc

Una campana extractora para la cocina supone una de las herramientas más necesarias para un espacio en el que se juntan tantos olores y gases que se entremezclan tras la cocción de alimentos. Por este motivo se considera relevante escoger el modelo que mejor se adapte a las necesidades y preferencias de cada vivienda. En este artículo vamos a analizar los diferentes tipos y las ventajas de este servicio para garantizar un consumo responsable en el hogar.

Las cuatro claves para escoger la mejor para de extracción para la cocina

Las campanas de cocina confieren una serie de características que se deben evaluar antes de comprar cualquier aparato, ya que se trata de una inversión. En cualquier caso, se distinguen cuatro criterios básicos para escoger la mejor para nuestro hogar:

  1. Para empezar, el tamaño en este caso supone el factor que más se debe considerar, ya que para cocinas pequeñas no se puede colocar un equipo de extracción de grandes dimensiones porque quita espacio y podría, incluso, dificultar las labores domésticas.El espacio, por lo tanto, que ocupa tanto la campana como el disponible en la habitación, determinan por completo la elección.
  2. En consecuencia, otro factor que tiene que ver con el volumen que disponga la cocina supone la potencia de extracción de la campana. Es evidente que para una habitación de dimensiones reducidas no se va a necesitar la misma capacidad que para otra más grande.
  3. Por otro lado, el tipo de campana extractora que se escoja, esto es, con las diferentes aplicaciones y funciones que se puedan configurar atendiendo al modelo que mejor convenga para la casa.
  4. Por último, la manera que tenga de aspirar el gas de cocción, es decir, si la campana se conecta al exterior o si, por el contrario, emplea otras vías.

Funcionamiento de las campanas extractoras

El funcionamiento de las campanas de cocina se pueden resumir en dos tipos:

  • Campanas por extracción: estos son los equipos que succionan desde arriba todos los gases y los diferentes olores que se generan en la cocina a través de un motor que dispone, a su vez, de un filtro anti-grasa. El tubo de escape que se conecta con el la fachada del edificio o vivienda tiene unas medidas determinadas y conviene que sea cuanto más corto.
  • Campanas por reticulación: poseen un filtro de carbono porque no disponen de un tubo de evacuación por el que extraer el humo y los gases de la cocina. La campana. En este absorbe todo, lo pasa por el filtro anti-grasa y, por último, se deposita en un filtro desechable de carbón activo que lo convierte en aire limpio para devolver al espacio.

Modelos de campanas extractoras para la cocina

En este sentido, es importante señalar cuatro macro clasificaciones que agrupan los diferentes modelos de campanas extractoras domésticas que existen para la cocina:

  • Campanas convencionales: se trata de un modelo económico y compacto que destaca por su nivel de practicidad y rendimiento, sobre todo, para las segundas residencias o pisos de estudiantes. Se colocan debajo de un mueble y encima de los fuegos.
  • Campanas telescópicas: un equipo innovador cuya ventaja más resaltable corresponde a su facilidad de uso. Encajan en cocinas de tamaño reducido, por lo que se adaptan a cualquier espacio. Son extraíbles, de manera que guardan discreción tras el cocinado.
  • Campanas decorativas: este modelo de campana está aumentando de manera significativa su demanda desde su entrada al mercado, puesto que ofrece un abanico de diseños que se ajustan al gusto particular que tenga la cocina en cuestión.
  • Campanas isla: corresponde al modelo americano y se consagran como la alternativa para colocar en el centro de la cocina, es decir, separadas de la pared.
Actualizado el