Diferencias entre contrato de alquiler con opción a compra y compraventa

asdas

Debido al hecho de que a mucha gente le asusta el comprar una vivienda, las inmobiliarias que querían vender sus inmuebles han ido buscando diferentes alternativas a la compra y se desarrolló la opción del contrato de arrendamiento con opción de compra.

Compraventa y arrendamiento con opción a compra

Un contrato de compraventa es aquel en el que una parte entrega una cosa a la otra a cambio de un precio. En nuestro caso, el objeto del contrato es un inmueble.

Un contrato de arrendamiento con opción de compra es un contrato mixto compuesto por un contrato de arrendamiento por el que se cede temporalmente el uso de la vivienda a cambio del pago de una renta; y un contrato de opción de compra por la que se otorga al inquilino la facultad de comprar la vivienda durante un tiempo determinado y un precio cierto.

¿Qué es mejor?

No se puede afirmar que uno esté por encima de otro, sino que cada cual se adapta mejor a una situación determinada. Por ejemplo, si nos interesa comprar una casa y tenemos posibilidad de pagarla, nos podemos decantar por la opción de la compraventa.

Por otro lado, si no nos podemos permitir la comprar, pero estamos interesados en la vivienda, se puede pactar un contrato de arrendamiento con opción de compra. De esta manera se puede habitar y disfrutar la vivienda y tener la posibilidad de adquirirla en el futuro.

Diferencias entre ambos contratos

Como hemos visto, este tipo de contratos es diferentes, veamos alguna diferencia entre ellos:

  • Precio de compraventa, renta y prima de la opción: En la compraventa pagaremos un precio por la vivienda. Por otro lado, en el arrendamiento con opción de compra pagaremos una renta y, en algunos casos, un precio por la opción denominada prima.
  • Obligaciones de las partes: En la compraventa el vendedor deberá entregar la vivienda y el comprador pagar por ella. El contrato se acaba al firmarlo. Por otro lado, en un arrendamiento con opción a compra, las obligaciones principales son,para el arrendador, garantizar la habitabilidad de la vivienda y no vender la vivienda durante el plazo de la opción de compra a un tercero, y para el arrendatario, pagar la renta y conservar la vivienda en buen estado.
  • Compra y facultad de compra: En el caso del arrendamiento con opción de compra, lo que existe a favor del arrendatario es una facultad de comprar, pero es una opción, no una obligación.
  • Descuento de rentas y financiación al arrendatario: Cuando se trata de un arrendamiento se pacta una especie de financiación, ya que se suele incluir un descuento del precio de compraventa en función de las rentas que se hayan pagado en el arrendamiento. Si es una compraventa, se puede tener una ayuda a la financiación del comprador en el caso en que se pacte un pago de precio aplazado.
Actualizado el