¿Deberías convertir tu segunda vivienda en un alquiler vacacional?

Alquiler

Plantearnos si alquilar nuestra segunda residencia es una situación en la que se encuentran a menudo muchos propietarios. Siempre hay cierto miedo a entrar en el negocio de los alquileres vacacionales: ¿saldrá rentable? ¿seré capaz de gestionarlo? ¿cómo puedo atraer a huéspedes?

Si no haces un uso habitual de esta vivienda, seguramente transformarla en un alquiler vacacional sea la mejor opción. Hay que tener claro que es una inversión a largo plazo y no veremos resultados inmediatos, pero ¡no dudes que acabará dando sus frutos!

Por dónde empiezo

¿Tengo suficiente presupuesto?

Es necesario saber si invertir en nuestra propiedad para el uso turístico va a ser buena idea. Analiza y piensa qué presupuesto tienes, si vas a poder hacer frente a todos los gastos. Fuentes como la entidad bancaria BBVA recomiendan no endeudarte más del 35-40% de los ingresos netos mensuales, pero también hay que tener en cuenta otros gastos e imprevistos, la estabilidad laboral o nuestros ahorros.

¿Conozco el mercado?

Si no lo conoces, dedícale un tiempo a ello. El sector de alquileres vacacionales siempre está en constante movimiento, adaptándose a las necesidades de los posibles clientes. Cada vez más, estos son más exigentes y demandan más servicios. Pero por contraste, los propietarios y gestores se han profesionalizado para poder ofrecer los mejores servicios y productos. Según una encuesta de Cohosting sobre el futuro más inmediato del alquiler vacacional, una de las grandes tendencias es la personalización de la experiencia de los huéspedes y tecnologías para automatizar sistemas.

Hay que estar al día de todas las tendencias para adaptar tu alquiler vacacional y poder satisfacer todas las necesidades de los clientes.

¿Cómo lo gestiono?

Hay que ser consciente de que habrá que dedicarle tiempo a coordinar y gestionar el negocio. ¡Pero no hay que agobiarse! Por suerte, actualmente existen muchas herramientas que nos pueden ayudar a automatizar procesos: gestores de propiedades y software para alquileres vacacionales como Lodgify que te ayuden a crear tu propia página web o sincronizar anuncios y reservas de portales externos (Airbnb, Booking.com, Vrbo…) con la herramienta de channel manager. Esto ayuda a ahorrarnos tiempo y poder dedicarle más a la experiencia del huésped.

Además, nunca está de más contar con un notario para ayudarte en todo el proceso, sobre todo si no conoces el funcionamiento del sector. Tener el apoyo de alguien que entiende es perfecto para ser aconsejado en las decisiones que puedas tomar. También te puede ayudar a negociar y saber dónde están tus límites.

¿Sale a cuenta alquilar a corta estancia?

Los alquileres a corta estancia están aumentando mucho, a pesar del trabajo adicional que suponen para el propietario. Conllevan un gran flujo de huéspedes y hay que tener en cuenta la limpieza, mantenimiento… pero, ¿por qué de todos modos muchos lo prefieren?

Tiene muchas ventajas, entre ellas, alquilar a corta estancia nos permite tener más flexibilidad. Si también queremos hacer un uso personal de nuestra propiedad, podemos controlar la disponibilidad de esta. Además, nos permitirá tener un mayor ingreso: podemos establecer un precio variable (según la zona y la temporada) y fijar un número de noches mínimo para asegurarnos de que tendremos beneficios.

Cómo sacarle el máximo provecho

Posiciónate en Internet

La publicidad tradicional ya no es suficiente para llegar a nuestros objetivos. Como hablábamos anteriormente, tenemos que adaptarnos a las tendencias y al mercado. Así pues, es importante evolucionar y ajustar nuestras estrategias de marketing y promoción, puesto que al ser un mercado muy competitivo podemos quedarnos atrás.

Lo primero que necesitamos es crear una página web para nuestro alquiler vacacional. Puedes hacerlo con la ayuda de un buen software que disponga de plantillas que puedas personalizar fácilmente.

Tener tu propiedad anunciada en Airbnb o Expedia es perfecto para conseguir más visibilidad y llegar a más público, pero teniendo tu página web propia ¡eres independiente! Y no tendrás que pagar tarifas y comisiones de intermediarios.

Para poder posicionarnos en internet también hay que tener en cuenta la Optimización de los Motores de Búsqueda o también conocido como SEO. ¿Qué es? Es el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos (no pagados) de los diferentes buscadores. Es esencial tener esto en cuenta, ya que va a ser lo que nos ayudará a que la gente nos pueda encontrar. Las estrategias de SEO necesitan una optimización y análisis continúo, introduciendo pequeños cambios en nuestro sitio web para mejorar la experiencia del usuario y como consecuencia, llegar a los primeros resultados en los buscadores.

Crea anuncios en portales de alquileres vacacionales

Es fundamental tener tu página web, pero también es conveniente aparecer en portales de alquileres vacacionales. Una de las ventajas de estos portales es la seguridad que aporta al viajero al hacer la reserva y la comodidad, ya que puede comparar precios y alojamientos en un mismo lugar y ver las opiniones. Mientras que, una de las grandes ventajas para ti es la gran presencia internacional y la igualdad de oportunidades y condiciones respecto a otros propietarios.

En estos canales (o OTAs) tendrás la posibilidad de crear anuncios de tu propiedad, ayudando a que aumente tu presencia online y las visitas a tu página web. También podrán reservar los huéspedes y serás avisado de ello (por correo o al channel manager).

Fortalece tu marca en redes sociales

Actualmente estar presente en Internet es de los factores más importantes para llegar a tener éxito. Las redes sociales son la herramienta perfecta para darnos a conocer sin tener que pagar publicidad. Asimismo, cada una de ellas nos va a servir para promocionarnos de formas distintas:

  • Facebook: te permite conectar con huéspedes y tener un contacto mucho más cercano. Puedes crear una página para tu negocio o estar presente en el ‘marketplace’ de alquileres vacacionales para anunciarte.
  • Instagram: es la herramienta perfecta para mostrar tu propiedad y captar la atención de forma visual.
  • Twitter: no debemos olvidar la importancia de la atención al cliente. Esta red social es el sitio idóneo para atender a consultas o problemas que tengan los huéspedes.

También podemos estar presentes en otras plataformas como YouTube o TikTok.

Reduce gastos

Es cierto que solucionar los efectos del cambio climático no dependerá de nosotros, pero sí que podemos aportar nuestro granito de arena. No podemos obviar que es un tema muy importante en la actualidad. Cambiar estos hábitos ayudará a nuestro bolsillo, nuestra imagen y además será beneficioso para el medio ambiente. Pequeñas decisiones que tomamos en nuestro día a día pueden afectar al futuro del planeta.

Los alquileres a corta estancia son perfectos para probar y buscar opciones que sean ecológicas y sostenibles.

Hacer una inversión en productos y materiales sostenibles nos permitirá ahorrar dinero y generar más reservas. Muchos huéspedes buscan que el sitio donde vayan a ir sea ‘eco-friendly’. Por ejemplo, podemos implementar paneles solares, instalar luces LED o hacer pequeñas cosas como evitar productos y envases que contengan plástico.

Conclusión

Si dudabas en convertir tu segunda vivienda en un alquiler vacacional, puede que ahora hayas aclarado ciertas ideas. Realmente es una muy buena alternativa si no le estás dando el uso que te gustaría. Deja de ser simplemente un gasto y se convierte en un bien que aportará ciertos ingresos cada mes y podrás cubrir los gastos que tenga la vivienda. Además, al estar habitada, el mantenimiento será importante, evitando que se deteriore y pierda valor.

Actualizado el