Controlar y regular la temperatura de tu hogar de forma rápida y sencilla

Domótica

Cuando llega la época de frío nos empezamos a asustar por la primera factura de energía, que seguramente se eleve en más de un 25%. Tampoco nos gusta el tener que esperar horas al llegar a casa hasta que se alcanza la temperatura que queremos. Ambos aspectos se pueden reducir gracias a la automatización de los sistemas de climatización.

¿Cuál es la temperatura recomendada para la calefacción?

Si bien es cierto que la temperatura adecuada dependerá de la persona que esté en la estancia, es cierto que existe una temperatura adecuada, en cuanto al gasto energético se refiere. En este sentido, en invierno la temperatura se debería poner a 21 grados.

Por cada grado por encima de dicha temperatura, el consumo energético subirá en un 7%.

Utilizar la domótica para una temperatura óptima

La domótica aumenta el confort de una vivienda y permite un uso mucho más eficiente de la energía, consiguiendo una reducción en las facturas de hasta el 25%.

Pero ¿cómo exactamente nos ayuda este tipo de tecnologías a controlar la temperatura de nuestra casa? La domótica permite regular la temperatura de cada estancia de forma independiente, por lo que podremos poner la calefacción en aquella estancia donde vayamos a estar pero no en el resto, con el consiguiente ahorro.

Otro aspecto que permite la domótica es el control remoto del encendido y apagado. Podremos hacerlo cuando queramos gracias a un dispositivo con conexión a Internet o bien una aplicación móvil pero también podemos dejar establecidos horarios de encendido o apagado. Así tendremos la casa caliente siempre que queramos.

Además, los sistemas de control inteligente son capaces de llevar a cabo acciones por sí mismos, destinadas a la reducción al máximo del consumo, como puede ser encender o apagar el sistema o determinar una temperatura determinada en función de la persona que entre en la estancia o de elementos externos como la hora o la temperatura exterior.

Ventajas de controlar la temperatura con domótica

El primer aspecto positivo, como no, es la reducción del consumo. La climatización de una vivienda en los meses de frío supone el 40% de las facturas de energía.

Todo lo que sea reducir el consumo en ello supondrá una reducción en las facturas de energía y un ahorro económico.

Otro aspecto positivo es la comodidad. Poder encender o apagar la calefacción desde donde quieras o bien que sea el propio sistema el que lo controle en función de diferentes aspectos.

El termostato inteligente

El termostato inteligente es un dispositivo que se conecta a un sistema de climatización de la vivienda y gracias al cual podemos controlar la temperatura de nuestra casa.

Como hemos dicho, este tipo de dispositivos nos permite controlar el sistema de climatización de manera remota. Sin embargo, este tipo de termostatos sólo permiten que nosotros los controlemos, no son capaces de actuar en función de otros aspectos externos, por lo que necesitaríamos que todo el sistema de climatización fuera inteligente.

Actualizado el