Beneficios de las inmobiliarias locales

Inmonovo

Si bien en este momento el mercado inmobiliario parece reactivado tras el confinamiento derivado del primer estado de alarma, lo cierto es que aún sigue siendo complicado vender una vivienda por nosotros mismos. Además, muchas inmobiliarias están dando el paso hacia la venta online, cosa que, pese a tener sus beneficios, no termina de gustar a los compradores ni propietarios.

Para poder vender una vivienda, lo mejor es contar con la asesoría y apoyo de los profesionales de una inmobiliaria local. Por ejemplo, si quieres vender una vivienda en la zona de Sanxenxo, lo mejor es que contactes con empresas locales, como Inmonovo.

Una agencia inmobiliaria local conoce perfectamente el mercado y sabe cómo y a quién vender un inmueble, puesto que conocen la zona y sus características específicas.

Beneficios de una inmobiliaria local

Una inmobiliaria local cuenta con un equipo 100% profesional. Tras la crisis, las inmobiliarias se han adaptado a las necesidades del nuevo mercado emergente de la compra-venta. En base a formación y experiencia las agencias se han especializado en los inmuebles de sus zonas de actuación, ofreciendo mantenerse activamente en la búsqueda de posibles nuevos huéspedes o compradores.

Está claro que todo profesional es mejor en su trabajo que alguien que no se ha especializado, y eso ocurre con las inmobiliarias. Los agentes de una inmobiliaria local conocen perfectamente las oportunidades de venta que hay en su zona, por lo que siempre están preparados para brindarte su apoyo y asesoría en la compra-venta.

Conocen el precio de mercado y saben negociar. Cuando queremos vender nuestra casa nunca sabemos bien cuál es el precio adecuado para ella. El contar con la ayuda de agentes especializados nos orientará en cuanto al valor del inmueble y además debes saber que toda agencia inmobiliaria cuenta con su propia base de datos con precios reales de viviendas o locales comerciales a la venta en la zona.

Las agencias son conocedoras del precio del metro cuadrado de la zona y en base a ello pueden imponer precios de las viviendas junto a los extras de éstas. Otra de las ventajas que presenta vender un inmueble a través de una inmobiliaria es su poder de negociación, y no solo eso, sino que también saben ordenar la realidad que presenta el mercado para que los clientes lo puedan ver y sean conscientes del panorama con el que se van a encontrar.

Vender una vivienda conlleva mucho tiempo de trabajo: anuncios, criba de candidatos, visitas, documentación… En cambio, si cuentas con la ayuda de un agente inmobiliario, éste será el encargado de mostrarle la propiedad a los posibles compradores de forma profesional, explicando las ventajas y atractivos de la vivienda.

Tramitan la compra y el préstamo. Puede parecer mentira pero, en relación a la compraventa de una vivienda, existen muchos documentos que se deben rellenar, certificar, presentar ante notario… No sólo hay que redactar un contrato y firmarlo. Además, no hacer todas las gestiones puede acarrearnos graves problemas.

Actualizado el