4 ideas para transformar un muro en un jardín vertical

Jardín

Si te gusta la vegetación y la naturaleza, pero no quieres poner más macetas en tu hogar, déjate inspirar por estos jardines verticales, verdaderas obras de arte que te encantarán.

Tener un jardín vertical puede darle a tu hogar un toque muy personal. Puedes tener vegetación en tu terraza o en tu jardín. Pero también puedes tener contacto directo con la naturaleza en tu sala de estar o en la cocina de tu vivienda.

No hay límites de espacio con respecto a la vegetación y la naturaleza. Siempre habrá un buen rincón o un lugar libre para colocar una planta o una maceta de hierbas. Además, las plantas son la esencia de la vida y crean atmósferas fantásticas en la casa.

Así que queremos mostrarte algunas ideas que puedes realizar para crear un jardín vertical en cualquier pared de tu vivienda. En otras palabras, transformar el muro en un verdadero jardín.

Con un poco de creatividad conseguirás hermosos efectos ópticos. Esto es lo que puedes hacer fácilmente y con seguridad.

Convertir un muro en un jardín vertical

Si estás cansado de tus plantas en maceta o si siempre ves tus plantas a lo lejos en el fondo de tu jardín, aprende a hacer o inspírate en estos jardines verticales para decorar la vivienda.

LPuedes usar materiales comunes como cajas de madera, botellas de plástico o frascos de vidrio. Son muy fáciles de obtener y son económicos. Lo más importante es que pueden ser fácilmente transformados para servir como macetas para sus plantas.

Transformando un muro en un jardín vertical

1. Un jardín vertical en la cocina

Una de las soluciones más prácticas para hacer uno de estos jardines verticales en la cocina es disfrutar de un pequeño rincón donde tengas espacio para unas pequeñas macetas de hierbas o pequeñas plantas que te den frutos.

También puedes usar una pared para construir un jardín vertical en el que puedas colocar todo lo que quieras. Desde las fresas hasta la lechuga, no hay límites.

Puedes construir contenedores con materiales reciclados. O puedes comprar macetas que están listas para ser colocadas en una pared.

2. En la parte delantera de tu vivienda

Incluso puedes usar el frente de la casa para convertirla en un jardín vertical. Piensa en el tipo de vegetación que vas a plantar. Porque tendrás que tener en cuenta la incidencia del viento y el sol.

Además, debes encontrar materiales apropiados para evitar la infiltración en las paredes de su casa no vaya ser que luego tengas que realizar algún tipo de reformas integrales. Porque no debes permitir que el agua se infiltre en los muros debido a tu jardín. Una idea para evitar esto es comprar o colocar ollas de madera o de aluminio y cubrirlas con una lona impermeable.

3. En una pared dentro de tu casa

Si quiere dar un toque original y colorido a la pared de una casa, te sugerimos que coloques un jardín vertical en su sala de estar. Los jardines verticales no ocupan mucho espacio. Porque depende de la parte de la pared que quieras cubrir.

Con ellos, creará espacios tridimensionales. Además, añaden un toque estético y divertido a la pared que has elegido. También mejorará la calidad del aire en el hogar. Y no tendrás que mover las ollas para limpiar cada rincón. Los jardines verticales son una forma de ahorrar espacio y limpieza.

Las plantas extraen dióxido de carbono y son capaces de absorber contaminantes como el formaldehído. Estas sustancias se encuentran, por ejemplo, en algunos tintes textiles utilizados para teñir alfombras. O están contenidos en las resinas de los revestimientos de los pisos o los muebles.

También puedes añadir macetas verticales para separar espacios. Si tienes una pared o columna en el medio de la habitación, puedes cubrirla con plantas para ayudar a separar visualmente los espacios.

Otra forma de colocar estas plantas verticales es usar una escalera de madera. Puedes colocarlo contra la pared para no tener que hacer agujeros o hacer ningún trabajo.

4. Las plantas en la oficina

La vegetación tiene un efecto muy beneficioso para los seres humanos. De hecho, las plantas, arbustos y árboles nos calman y nos traen beneficios sin que nos demos cuenta. La investigación ha demostrado que la vegetación puede mejorar nuestras mentes y es beneficiosa para nuestros cerebros.

Este consume mucha energía durante el día. Por lo tanto, necesita un descanso durante la noche para desconectar y recargar sus baterías. La fatiga mental puede reducirse en casa si se dispone de lugares de relajación. No sólo la habitación es importante, sino también la oficina.

Haz un jardín vertical en la habitación donde normalmente pasas más horas en plena concentración. Esto le ayudará a rendir mejor y a estar menos cansado. Su productividad aumentará y, además, le dará a su hogar un hermoso toque decorativo.

Actualizado el