¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

La importancia de la eficiencia energética en el confort térmico de las viviendas

Leukos

La eficiencia energética y el confort térmico, son dos cosas muy distintas que en una vivienda se unen, si quieres saber qué son, cómo se unen y cómo mejorar tu vivienda, sigue leyendo.

¿Qué es la eficiencia energética?

Hablamos de que un edificio energéticamente eficiente es el que minimiza el uso de las energías convencionales, reduciendo así su demanda energética, son edificios que producen energía “in situ” si es posible y hacen un uso racional de la energía que requieren para su funcionamiento óptimo.

¿Qué es el confort térmico?

Por otra parte, el concepto de confort térmico en la arquitectura es cuando se logra una situación de bienestar, salud y comodidad en la que, dentro del ambiente, no existe ninguna distracción o molestia que perturbe física o mentalmente a las personas. El confort térmico es un aspecto fundamental de la calidad ambiental interior de los edificios y no sólo afecta al bienestar de los usuarios, sino que también puede llegar a afectar la salud de los ocupantes, si no se dan las condiciones adecuadas de temperatura, humedad y movimiento de aire.

Relación entre el confort térmico y la eficiencia energética

Una vez sabidos ambos conceptos podemos unirlos, sabiendo que el confort térmico depende de la temperatura, humedad y movimiento del aire y que la eficiencia energética es la forma en la que nuestro edificio usa los diferentes tipos de energías, las uniremos mediante el tipo de energía y la cantidad que usaremos a la hora de hacer que el edificio sea habitable.

¿Cómo mejorar la eficiencia energética y el confort térmico en tu vivienda?

Hay varios factores que determinan la eficiencia energética y el confort térmico de tu vivienda. Para mejorar ambos puedes hacer una serie de reformas en tu vivienda entre otros aspectos a reformar los siguientes son los más comunes:

  • Uso de energías renovables: con la instalación de paneles solares en tu edificio reducirás el gasto de energías convencionales y harás que la eficiencia energética de tu edificio sea superior.
  • Confort térmico: El sistema más eficiente y más eficaz para el cerramiento de edificaciones es la fachada ventilada ya que es un sistema de aislamiento exterior que facilita la refrigeración en verano y el controla la dispersión térmica en invierno, combinando así el ahorro de energía y el confort térmico.
  • Consumo de energía: La electricidad y la calefacción están tan integradas en nuestra vida cotidiana y el modo en la que las consumimos va a hacer que varíe el coste que supone en nuestras facturas. Existen diferentes instalaciones que sirven para generar calefacción y agua caliente que nos harán ahorrar energía y reducir las facturas.
  • La ventilación: Si mejoras la calidad del aire interior, puedes reducir a la vez el consumo de energía, por lo que será beneficioso no sólo para la salud sino también para el confort.

Todas estas modificaciones no solo mejoran el confort térmico sino también están muy relacionadas con la habitabilidad, por lo que si tenemos en cuenta estas recomendaciones mejorará mucho la vida en tu vivienda.

Conclusión

El confort térmico y la eficiencia energética son dos cosas muy importantes en nuestro día a día, hacer pequeños cambios y reformas inteligentes harán que nuestro hogar, nuestra salud y nuestro bolsillo mejore notablemente.

Actualizado el