La mejor iluminación para cada estancia de tu casa

Bilbolamp

Podemos utilizar diferentes tipos de luces en nuestros hogares y utilizarlas de diversas formas para elegir la mejor iluminación en cada estancia. Desde una iluminación cálida hasta la creación de una atmósfera más íntima y relajante, desde una luz neutra que no fatiga los ojos hasta la luz fría o la luz blanca, puede utilizar una potencia superior para ver mejor los detalles.

De lo que sí no nos cabe duda es de que a lo largo del próximo año la pandemia seguirá teniendo impacto sobre la movilidad y el transporte, pero esto no frenará los avances y mejoras que se preveen desarrollar. Así que os dejamos un pequeño resumen de lo que serán las tendencias en flotas en 2021.

Si aún desea aprovechar al máximo el potencial de la casa, preste atención a todos los detalles y elija la iluminación más adecuada.

Iluminación para el salón

La manera más práctica y cómoda de iluminar el salón es mediante una o varias lámparas de techo. La luz neutra es la más recomendable para disfrutar de suficiente iluminación cuando tenemos una reunión familiar o con amigos, sobre todo si la colocamos sobre la mesa de centro o la zona de los sofás, y añadimos algunos puntos de luz cálida en sitios estratégicos a mediante pequeñas lámparas de pie o lámparas de sobremesa.

Podemos aprovechar para crear un espacio de lectura en tu salón gracias a una luz neutra mediante una lámpara o flexo que se pueda desplazar según las necesidades de cada lector. De esta manera no tendremos que forzar la vista al fijarla sobre el libro, sin perder el ambiente cálido y relajante de una luz focal.

Iluminación para el comedor

El mejor tipo de iluminación para el comedor es una lámpara de techo situada justo sobre la mesa, pero no colocarla demasiado alta. Así podrás tener una mejor visibilidad de toda la mesa, logrando convertir cada comida en una velada más agradable.

En mesas más alargadas, o espacios amplios, lo mejor es colocar varios puntos de luz sobre el techo. Puedes optar por una lámpara alargada, o bien por colocar diferentes focos halógenos pequeños integrados en el propio techo.

Iluminación para la cocina

La cocina necesita buena iluminación, mejor si instalamos luces blancas para que sea más cómodo cocinar. En este espacio es necesario colocar al menos una fuente de luz fría en la zona de cocción, si aún dispone de zona de comedor o barra para comidas ligeras es necesario añadir otros puntos de iluminación.

Unas luces de techo son siempre la mejor opción para la cocina, como por ejemplo los clásicos focos halógenos que son fáciles de mantener y emiten una luz fría excelente.

Iluminación para el dormitorio

El dormitorio da pie a jugar con diferentes tipos de luces de la misma que el salón. En un espacio en que se suelen hacer varios tipos de actividades a lo largo del día, no te olvides de añadir una luz más clara y otra cálida para usar antes de ir a dormir.

Coloca una lámpara de techo en el centro de la habitación para iluminar todo el espacio, con lámparas en las mesitas de noche o en otros lugares estratégicos según las necesidades de cada dormitorio. En el vestidor, una luz neutra de techo es básica para poder ver bien la ropa y escogerla según la ocasión.

Iluminación para el pasillo

Muchas personas cometen el error de incluir puntos de iluminación blanca para los pasillos y la zona de entrada de la casa. En este caso, la luz más cómoda para la vista en esta zona que ya de por sí es oscura, es la luz neutra.

En el recibidor siempre se puede complementar con luces decorativas, aunque lo más normal en estas estancias del hogar es usar lámparas de techo distribuidas por todo el espacio.

Iluminación para el baño

En esta estancia también precisamos de una iluminación general, usando lámparas de techo, así como iluminación en el espejo usando por ejemplo apliques de pared para poder ver mejor.

La luz blanca es la que mejores resultados da en los baños, ya que por lo general son zonas poco iluminadas con luz natural. Este tipo de lámparas dan sensación de mayor amplitud en toda la estancia.

Actualizado el