Cómo hacer ceniceros originales de cemento

sdcgb

El cemento está de moda, sobre todo en temas de decoración. En anteriores artículos hemos visto cómo hacer relojes de cemento y, en este, nos centraremos en los ceniceros.

Además, los diferentes confinamientos que estamos sufriendo hacen que las manualidades se conviertan en un básico para pasarlo bien en estas circunstancias. Si quieres hacer tu propio cenicero de cemento, sigue leyendo (aunque siempre puedes ir a lo fácil: comprar un cenicero de cemento original).

Material necesario para hacer un cenicero de cemento

  • Molde
  • Aceite
  • Bolígrafo
  • Cemento
  • Agua
  • Lija dura
  • Brocha
  • Pintura

¿Cómo hacer un cenicero de cemento?

En primer lugar, necesitaremos un molde. Puedes usar una tapa de cualquier bote o algún molde como los de las cremas. Dependiendo del tamaña que quieras para tu cenicero, deberás elegir un tipo de molde u otro.

Una vez tengas elegido el molde, debes impregnarlo de aceite para que luego el cemento no se pegue tanto y sea más fácil de desmoldar.

El siguiente paso es realizar la mezcla para conseguir el cemento. Esto dependerá del material que uses por lo que deberás seguir al pie de la letra los pasos que te indique el fabricante en cuestión.

Una vez conseguida la mezcla, llena el molde dejando medio centímetro libre por arriba. Es importante que quede bien prensado para que no se creen burbujas en el cemento.

Cuando vayas quitando cemento del centro del cenicero para hacer la forma, sigue prensando para que no queden burbujas. Este paso hazlo poco a poco, quito cemento, prenso.

Para ir secando el cemento, se puede ir echando arena a medida que vamos buscando la forma que queramos.

Para hacer la forma de los agujeros donde colocaremos los cigarrillos podemos usar un bolígrafo.

Una vez has conseguido la forma que quieres, déjalo secar por lo menos un día. Si el cemento está seco, el cenicero saldrá fácilmente del molde.

Si, al desmoldarlo, se han quedado burbujas, puedes pasar una brocha con cemento para cerrarlas.

Cuando el cenicero ya esté perfecto en cuanto a forma, es hora de lijarlo para que quede un mejor acabado. Podemos usar cualquier tipo de lija que sea dura.

Una vez lo tenemos lijado, lo podemos pintar del color que queramos. Es importante elegir un tipo de pintura especial y adecuada, ya que, en caso contrario, la pintura no quedará bien.

Lo recomendable es pintarlos, por lo menos, con dos capas.

Actualizado el