¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Formas de pedir un crédito rápido

ergwe

Un crédito rápido, como su nombre lo indica, es un recurso financiero que puede obtenerse de forma casi inmediata. A cambio, las entidades financieras suelen cobrar comisiones más altas por usar este tipo de préstamos. En cualquier caso, son una respuesta adecuada ante un contratiempo urgente inesperado. Por eso, a continuación veremos cómo pedir un crédito rápido.

Beneficios de los créditos rápidos.

Lo más común es que estos instrumentos financieros sean muy fáciles de obtener. Y cuando hablamos de sencillez nos referimos a que no necesitas muchas cosas para solicitarlo y para que lo autoricen. De hecho, algunas entidades financieras únicamente piden como requisitos el DNI del solicitante y un número de cuenta a su nombre. No suelen pedir mayores garantías y tampoco suele requerirse que el solicitante cuente con un aval.

En otras modalidades de préstamos y créditos es necesario especificar en qué se utilizará el dinero. Por ejemplo, un crédito hipotecario está destinado a comprar una casa, mientras que un autofinanciamiento se utiliza para comprar un vehículo. Pues bien, con respecto a los créditos rápidos, no suele ser un requisito especificar en qué se usará el monto a recibir. Esto es una ventaja adicional.

Además, la característica principal de estos créditos es la rapidez con la que se obtienen. La mayoría de entidades financieras que otorgan estos préstamos sólo requieren unos cuantos minutos para determinar si están en condiciones de autorizarlo. Y en caso afirmativo, en menos de 15 minutos transfieren el dinero a la cuenta indicada con antelación. Es realmente rápido el proceso.

Ahora bien, cabe destacar que los intereses que se deberán pagar a consecuencia de un crédito rápido son especialmente altos. Sin embargo, es muy comprensible que así sea en vista de las facilidades otorgadas. De hecho, suele ser una opción excelente cuando se requiere disponer inmediatamente un dinero extra.

Cómo solicitar un crédito rápido.

Existen diferentes formas de solicitar un crédito rápido, pero lo más común es que sea a través de una plataforma online. En este caso, es aún más fácil acceder al crédito, pues ni siquiera es necesario acudir presencialmente a ninguna oficina o sucursal bancaria. Por supuesto, si ese es el caso, el primer paso será acceder al sitio web en cuestión o descargar la aplicación de la entidad financiera correspondiente.

Una vez adentro, tendrás que seleccionar la cantidad de dinero que requieres. Ten en cuenta que mientras más alta sea, menos probabilidades tienes de que se autorice. Después, deberás seleccionar el tiempo que tardarás en devolver el dinero prestado. A este respecto, debes recordar que no solo tendrás que pagar la cantidad prestada. También será necesario que pagues una cantidad extra, normalmente denominada comisiones, que en realidad corresponde a los intereses generados por el crédito. Nuevamente, mientras más tiempo tardes en retribuirlo, mayor será la cantidad de intereses que deberás pagar. Con esta idea en mente, la recomendación habitual es que selecciones el tiempo más breve en que te sea posible para terminar de pagar todo el crédito.

Hasta este punto quizá tengas una pregunta en mente: "¿Cuántos pagaré por cierta cantidad en determinado tiempo?". Pues bien, muchas entidades de crédito tienen diferentes mecanismos para orientar a sus clientes sobre los productos financieros que ofrecen. De hecho, es común que sus sitios de internet tengan calculadoras destinadas a informar a los clientes antes de siquiera solicitar el crédito. En caso que tenga algún mecanismo de este tipo, es mejor que lo uses antes de contratar un crédito rápido

Por último, asesórate con el personal de atención a clientes sobre los pormenores del crédito. Revisa todas las cláusulas y asegúrate de comprender su aplicación. De esta forma, sabrás exactamente lo que estás contratando.

Actualizado el