Soluciones acerca de las dudas sobre las hipotecas

credito

Una hipoteca trae consigo una enorme responsabilidad que llena en un mar de dudas a los interesados. El mercado de hoy en día ofrece una variedad de préstamos con diferentes tipos de cláusulas que despistan por completo a los usuarios, indecisos ante cuál de todas las ofertas puede ser la más adecuada para su economía. No se trata de una decisión fácil, puesto que son varios los factores a tener en cuenta. En este artículo vamos intentar resolver algunas de las dudas más frecuentes y comunes que se plantean en general los usuarios cuando llega la hora de decantarse por una opción.

¿Qué diferencia existe entre la hipoteca con interés fijo o variable y cuál compensa más en qué caso?

Lo primero que se debe saber es que no existe una hipoteca general, por lo que hay que tenerlo en cuenta al solicitar. Esta cuestión es muy relevante en el caso y no se le presta la suficiente atención: hay una hipoteca mejor para cada caso y cada cliente en cuestión. Tanto el cliente como el asesor bancario deben, por lo tanto, valorar supuestos como:

  • Su situación financiera
  • Su cultura económica, esto es, cómo percibe los ingresos
  • Su capacidad, en este sentido, de ahorrar dinero

En las hipotecas de tipo variable el interés del préstamo va variando a lo largo de los años, mientras que en las de tipo fijo, pase lo pase, se mantiene la misma cantidad a pagar desde el primer momento. Así, con este pequeño resumen, es posible determinar el mejor modelo para la vivienda.

¿Cómo funciona la gestión y el procedimiento para ejecutar la hipoteca?

Una hipoteca se debe pagar, así de fácil. Es un contrato legal en el que el cliente se compromete a pagar una cuota mensual determinada, en función de lo negociado.

En este sentido, en el momento en el que se produzca un impago del inmueble, la entidad financiera puede iniciar un procedimiento, a partir del tercer mes, para proceder al embargo, a la subasta y, en el peor de los casos, al desahucio de la familia. Por esta razón es tan relevante escoger la mejor hipoteca.

¿Cuántos intereses se acaban pagando?

Esta cuestión varía en función de la cantidad negociada y el plazo estipulado en el contrato. Hay ocasiones que los impuestos bancarios puede superar el préstamo hipotecario, esto es, se puede llegar a pagar dos veces el precio de la vivienda.

La calculadora del Banco de España, disponible en su página web, puede ayudar a conocer más o menos lo que se llegaría a pagar, a partir del valor de la vivienda y el tipo de hipoteca e interés impuesto.

Si el banco me ofrece un seguro, ¿vadría la pena contratarlo?

Se trata de un tema controvérsico. Los tipos de hipoteca que no dan la posibilidad de contratar un seguro suelen tener peores coberturas o son más caros. Es recomendable, llegados a este punto, contar con el asesoramiento de un experto, de tal manera que se pueda contemplar la idea.

Por ley, los clientes no están obligados a que incluirla. No obstante, las entidades bancarias se aprovechan de la situación para encarecer las ofertas en el caso de rechazar el seguro.

¿A cuántas entidades bancarias debería ir para asesorarme a pedir préstamo bancario?

Lo más recomendable para disipar las dudas que provoca esta pregunta es, primero, emplear las herramientas y las páginas de comparadores de hipotecas. No es necesario pagar por estos servicios, no sería lo normal, ya que existen múltiples portales gratuitos que lo permiten y también son muy buenos.

Una vez realizado este proceso, es necesario apuntar en un dossier toda la información actualizada que estas páginas ofrecen y preparar toda la documentación necesaria para pedir un préstamo: últimas nóminas, contrato de trabajo, vida laboral, entre otras; aunque también es aconsejable preparar un currículum vitae para explicar la formación y experiencia que pueda avalar la situación actual y que pueda determinar el pago de la hipoteca sin problemas para el futuro.

Esta carpeta con todos los documentos se recomienda entregar a un máximo de 3 bancos que mejores condiciones ofrezcan en las hipotecas que se adaptan más a las necesidades y prioridades y que previamente se haya consultado y comparado en las webs.

Actualizado el