Cambio de divisas en bancos

Cambiator

Los bancos prestan desde siempre todo tipo de servicios financieros a sus clientes. Hasta la llegada de internet eran los únicos prácticamente que ofrecían servicios financieros. Sin embargo, cada vez son más las Start-ups que ofrecen soluciones alternativas a los servicios bancarios aprovechando las nuevas tecnologías, y de forma vertical.

Una de ellas es Cambiator.es, un comparador de cambio de divisas en España. Cambiator te ayuda a encontrar el mejor precio cuando sales de viaje al extranjero y necesitas llevar contigo moneda extranjera, o a tu vuelta si te sobra y la cambias por euros.

Este comparador de divisas compara los precios de cambio del dólar, la libra y 50 divisas más entre casas de cambio, cambio de divisas en bancos y el aeropuerto, donde suelen operar casas de cambio y/o bancos.

¿Cómo funciona el cambio de divisas en bancos?

Los bancos tienen un departamento de divisas en su sede central que se encarga de atender las peticiones de divisas de los clientes en su red de sucursales bancarias. Este servicio fija diariamente los precios de venta y de compra de la parrilla de divisas que maneja. En esos precios hay un margen de ganancia para el banco (la diferencia entre el precio en que él compró la divisa y el precio al que la vende al cliente final).

También mantiene un stock de divisas en función de la demanda que estima tendrá de cada divisa en todo momento. Si necesita comprar acude a una entidad financiera mayorista. Y si le sobra una divisa se la puede vender también.

Cuando uno de sus clientes se acerca a la oficina a pedirles 1000 dólares para un viaje a Estados Unidos o 300 libras para un fin de semana en Londres, el director de la oficina consulta los precios del día y le hace una estimación al cliente de la moneda a recibir. Y según su habilidad, le informará (o no) de la comisión fija del servicio de cambio de divisas.

Si este acepta las condiciones del servicio, el empleado de la sucursal pide la divisa a los servicios centrales y espera a que le llegue por la valija para poder ofrecérsela al cliente. El día que se presenta el cliente en la sucursal, el banco le aplica el tipo de cambio de ese día además de la comisión, que suele rondar entre el 2,5 y el 3% del importe cambiado.

Pros de los bancos

El punto fuerte de tu banco en el cambio de divisas es que es cómodo ya que puedes pedir la divisa por Internet o teléfono, o directamente en tu oficina habitual.

Esta es la única ventaja, porque todo lo demás, son pegas, como aquí te contamos.

Inconvenientes de los bancos

El primer inconveniente de los bancos sobre las casas de cambio es que sólo atienden las peticiones de divisas de sus clientes. Es decir, que el cambio de divisas es un servicio para sus clientes exclusivamente, mientras que para las casas de cambio es un servicio para quien quiera comprar o vender divisa.

Por tanto, si no eres cliente de un banco no podrás pedirles una divisa que ellos manejen o que vendan a mejor precio que tu banco.

El segundo inconveniente es la especialización en el mundo de las divisas. Salvo Caixabank e Ibercaja, que manejan unas 35 divisas de las 80 habituales en España, el resto de entidades se mueven en la banda de las 20 divisas.

Esto quiere decir que los bancos no son especialistas en cambio de divisas. Las casas de cambio manejan esas 80 divisas.

Así que si vas a un lugar exótico tipo Asia o África, olvídate de encontrar la divisa en tu banco. No la manejan con toda probabilidad.

El tercer problema es económico. Y tiene que ver con la comisión fija por el cambio de divisas. Como sabes, los bancos, estando los tipos de interés en encefalograma plano desde hace años, están recurriendo al cobro de comisiones por todo tipo de servicio que no sea puro online y gestionado por el cliente.

Y el cambio de divisas no es ajeno. Si cambias 1000 euros a dólares, la comisión media que te aplicará cualquier banco (Caixa, Bankia, BBVA, Santander o Sabadell) será de entre 25 y 30 euros. Esto quiere decir que, aunque el tipo de cambio pueda ser más o menos competitivo, cambiarás menos moneda que la presupuestada (975-970 euros).

Comparar precios es inteligente

Cuando viajes al extranjero y necesites cambiar divisas no olvides hacer una comparativa del precio en que te dan las casas de cambio frente al precio de tu banco (el aeropuerto olvídalo, es carísimo).

Cambiator te sacará de dudas. Por ejemplo, si cambias hoy 1.000 euros a dólares para tu viaje, la diferencia de dólares que puedes conseguir en una casa de cambio barata, tu banco (con la comisión) o el aeropuerto, puede oscilar entre los 30 y los 90 dólares de más. O de menos, según dónde cambies tu dinero.

Actualizado el