Las 5 ventajas de contar con un asesor hipotecario

Asesor

Los asesores hipotecarios son profesionales que poseen grandes conocimientos sobre el mercado financiero, hipotecario e inmobiliario. Se forman en campos como la economía y el derecho, y nos pueden asesorar acerca de los productos bancarios que mejor se ajustan a nuestras necesidades, entre ellos, las hipotecas.

¿Por qué contratar un asesor hipotecario?

Una de las principales razones para contratar a un profesional de este tipo es la falta de tiempo. Solicitar una hipoteca es algo importante debido a que condicionará tu vida. Antes de solicitarla hay cosas que debes hacer:

  • Saber si cumples los requisitos para pedirla o no
  • Conocer los pasos a seguir
  • Preparar toda la documentación necesaria
  • Calcular la cantidad de dinero que necesito
  • Comparar entre la amplia oferta del mercado

Otro de los motivos para contratar un asesor hipotecario es su capacidad de negociación. Y es que, aunque el banco decide las condiciones del préstamo, siempre se puede intentar mejorar aquellos términos de la hipoteca que no nos parezcan adecuados. Los asesores hipotecarios son especialistas en este tipo de negociación.

Por último, este tipo de profesionales posee un mayor conocimiento y ciertos acuerdos con las entidades bancarias, por lo que podrás optar a mejores condiciones.

5 ventajas de contratar un asesor hipotecario

Tener toda la información

Un asesor hipotecario nos informa en todo momento de cuestiones básicas y complejas que conciernen a tu hipoteca incluyendo terminología, cláusulas, condiciones, comisiones, etc.

Dicho de otra manera, contando con los servicios de este tipo de asesores sabremos en todo momento cuáles son las condiciones que el banco nos ofrece y a qué nos comprometemos. Ambos aspectos son fundamentales para evitar sorpresas en el futuro.

Profesional independiente

Los asesores hipotecarios trabajan para ti, no para el banco. Es cierto que pueden tener acuerdos con entidades para ofrecer mejores condiciones, pero no poseen un compromiso con ninguna en especial.

De hecho, un asesor hipotecario no nos presionará para que contratemos un producto, ya que parte de su trabajo se basa en la imparcialidad ante las entidades con las que trabaja: estudiará nuestra situación, nos expondrá los pros y contras de cada hipoteca, y nos aconsejará en función a ellos.

Saber nuestra situación financiera

La relación con un asesor hipotecario debe basarse, en parte, en la confianza. Por eso debe estar al día de tu situación financiera para no valorar aquellas opciones que realmente no sean interesantes para nosotros y centrarnos en las hipotecas adaptadas a nuestra situación.

Puede conseguir condiciones a las que tú no tendrás acceso

Los asesores hipotecarios tienen contactos y experiencia en su sector y, gracias a sus conocimientos y al volumen de operaciones que realizan, pueden aprobar operaciones que un particular, por sí solo, nunca conseguiría.

Además, los asesores hipotecarios trabajan con tasadores y arquitectos profesionales, lo que también puede ser interesante a la hora de valorar la propiedad que vamos a adquirir.

Nos asesora durante todo el proceso

Y esto incluye también la firma de la hipoteca. En el periodo previo y en la negociación con el banco el asesor hipotecario actúa como representante. Pero en el momento de la firma, uno de los más complejos, ir acompañado de un experto que nos explique, ayude y defienda nuestros intereses es una garantía.

Actualizado el