La factura eléctrica en España es de las más caras en Europa

El mercado ibérico de electricidad (Mibel) ya ha elaborado su primer informe, que corresponde al mes de diciembre del año pasado y que sitúa el coste de la factura eléctrica muy por encima de la media en el norte de Europa.

El precio de la electricidad en Europa y España

El precio de la electricidad en España se ha incrementado casi en más de 35 euros en comparación con países como Alemania. Lo mismo ocurre con Francia, que ha visto reducido su recibo de la luz en un 28% si se equipara con el país español y que el informe del Mibel deja patente.

El único país que ha seguido con la tendencia de aumentar el precio de la luz ha sido Portugal, que también ha visto su precio afectado por los mercados y que ha aumentado el coste en unos 63 euros aproximadamente.

Este informe llega semanas después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) anulara la subasta que fijaría los precios de enero de 2014 y que pretendía aumentar el recibo en un 11%.

Finalmente, la subida se ha marcado en un 2,3% para los consumidores que verán su factura de la luz incrementada nuevamente, después de tres subidas consecutivas. Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola ha dejado claro que el recibo de la luz “debe” y “puede bajar” si se evitaran gastos que no pertenecen al mercado energético.

El presidente de Iberdrola, una de las cinco grandes compañías de España ha dejado claro que en el precio de la electricidad se incluyen aspectos que deberían ir reflejados en los Presupuestos Generales del Estado. “En España y en otros países europeos estamos en un camino que nos está llevando a una falta de competitividad terrorífica”, avisa el máximo dirigente de la compañía.

Sin embargo, el recibo de la luz no va a bajar en los próximos meses, a pesar de las declaraciones existentes. La mejor opción para los consumidores es encontrar la tarifa más barata que exista en el mercado y que se ajuste a todas sus necesidades. 

Actualizado el