Enrollador para manta térmica Confort en tu piscina

Enrrollador

El confort en el hogar se ha convertido en una prioridad, especialmente después del largo confinamiento al que nos enfrentamos hace varios meses. La piscina es uno de los activos más importantes de nuestros hogares y jardines, y existe una tendencia creciente de optimizar todo lo posible nuestra zona de baño. Los cobertores de burbujas son una gran opción para disfrutar del agua a la temperatura que deseamos, evitar la evaporación, y mantener el agua limpia ahorrando así en químicos de mantenimiento.

Los cobertores de burbujas, en época estival, se han de dejar extendidos sobre la superficie del agua cuando no nos bañemos, y retirarlos cuando vayamos a disfrutar de un baño. Con el fin de hacerlo con facilidad y sin ningún tipo de esfuerzo, es recomendable contar con un enrollador para manta térmica.

¿Qué es un enrollador para manta térmica?

Los enrolladores son la solución para colocar y retirar la manta térmica de nuestra piscina en la temporada de baño. Y es que, los fabricantes recomiendan utilizar este método para no mermar la durabilidad de la cubierta. También, una vez finalice el verano, se recomienda guardar el cobertor fuera de la exposición al sol y enrollado, por lo que este accesorio se convierte en un aliado para alargar la vida útil de la cubierta.

Tipos de enrollador para manta térmica

Enrollador económico con volante (manual)

Uno de los enrolladores más versátiles y con gran relación calidad precio. Cuenta con tubos telescópicos que pueden alargarse hasta los 6,50 m. Sus soportes son de acero inoxidable y cuenta con ruedas para desplazarlo con facilidad.

Volante

Enrollador para piscinas elevadas

Este enrollador para piscinas elevadas, se ajusta a los bordes del vaso de la piscina (hasta 6,50 m de extensión). Está fabricado en resina duradera. Los tubos son de acero hexagonales. Las cintas vienen incluídas.

Elevadas

Enrollador para manta térmica motorizado

Este exclusivo enrollador destaca por su elegancia y gran calidad. Muy resistente, y con un motor que permite recoger y colocar la cubierta de forma automática, con tan solo pulsar un botón. Puede ajustarse desde los 4,80 m hasta los 6,20 m.

Motorizado
Actualizado el