Energía solar térmica en baja, media y alta temperatura

Energía solar térmica

Cuando se habla de energía solar a nivel doméstico, solemos pensar en un panel solar que dota de electricidad a la vivienda. Sin embargo, existe una diferencia en torno a la energía solar, puede ser térmica o fotovoltaica.

¿Qué es la energía solar térmica?

Es el aprovechamiento de la energía que procede del Sol para transferirla a un medio portador de calor, que suele ser agua o aire. Es un tipo de energía renovable, sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Este tipo de energía solar se puede aplicar en viviendas e instalaciones pequeñas pero también en grandes centrales de energía solar térmicas.

Entre las diferentes aplicaciones de esta fuente de energía renovable tenemos la posibilidad de generar electricidad a través de una central termosolar. En la actualidad se dispone de tecnología que permite calentar agua con la radiación solar para producir vapor y, después, obtener electricidad. Aunque el rendimiento termodinámico no es muy alto, lo cierto es que el “combustible” utilizado es nulo.

Funcionamiento de una central termosolar

En estas centrales se concentra la radiación solar en un punto para que se genere vapor, el cual acciona una turbina de vapor que se encuentra conectada a una generador eléctrico, el cual transforma la energía mecánica en energía eléctrica. Su funcionamiento es muy parecido al de una central térmica o una central nuclear. La diferencia está en cómo se genera calor para obtener vapor. En una central térmica el calor proviene de la quema de combustibles fósiles y en una nuclear de la fisión de uranio.

Los colectores son los que se encargan de captar la energía térmica de la radiación solar. Estos colectores solares se clasifican como colectores de baja, media y alta temperatura dependiendo de su forma de trabajar.

Sistema de captación de radiación solar

Está conformado por captadores solares conectados entre sí. La función de éstos es captar la energía solar y convertirla en energía térmica, mediante el aumento de la temperatura de fluido que circula por la instalación.

Existe una gran cantidad de sistemas de captación, cuya elección depende de si son instalaciones de baja, media o alta temperatura.

Energía solar térmica baja temperatura

La energía solar térmica de baja temperatura es aquella que provee calor útil a una temperatura inferior a 65ºC. Para saber mucho más sobre ella, pincha aquí

Una instalación solar térmica de baja temperatura está conformada por captadores solares, dos circuitos de agua (primario y secundario), intercambiador de calor, acumulador, vaso de expansión y tuberías.

La circulación del agua en el interior de los circuitos se obtiene por termosifón, mediante el aprovechamiento de diferencia de densidad del agua a diferentes temperaturas o a través de una bomba de circulación. Con este último sistema es necesaria una aportación de electricidad.

Energía solar térmica media temperatura

Este tipo de energía se utiliza en aplicaciones que necesitan una temperatura entre 100ºC y 250ºC. A partir de 80 ºC los colectores planos ya no rinden y se necesitan otros sistemas de captación.

La energía solar térmica de media temperaturase usa si se requiere de una gran cantidad de temperatura. Para alcanzar más temperatura se requiere de concentración de la radiación solar. Visita la siguiente página para saber más

https://solar-energia.net/energia-solar-termica/media-temperatura

Energía solar térmica alta temperatura

Este tipo de energía alcanza temperaturas por encima de los 500ºC. En este tipo de instalaciones, una vez transformada la radiación solar en energía calorífica, ésta se convierte en electricidad.

Existen varias tecnologías para aprovechar este tipo de energía solar térmica pero todas trabajan según los mismos principios:

  • Primero se concentra la radiación en un solo punto
  • Se eleva la temperatura del fluido para elevar su energía interior para poder transportarla
  • Se genera vapor para que accione, mediante sus características termodinámicas, unas turbinas de vapor y genere energía cinética.
  • Esta energía cinética acciona unos generadores eléctricos que la transforman en electricidad.
Actualizado el