Energías renovables: características, tipos y nuevos retos

energia-renovable

Cada día, se mencionan más las energías renovables y de cómo su utilización es importante para asegurar el futuro de nuestro planeta . El Sol, el viento y el agua son los tres elementos que nos vienen a la cabeza cuando se habla del tema de las energías renovables, no obstante hay más tipos de energías limpias.Lo que tenemos claro es que son la alternativa más sostenible a las energías de origen fósil, como el carbón y el petróleo y sus derivados. Además, son interminables, a diferencia de estos últimos.

¿Qué son las energías renovables?

Para empezar, definiremos qué son las energías renovables. Se trata de fuentes de energía basadas en el aprovechamiento de los recursos naturales: el sol, el viento, el agua o la biomasa vegetal o animal. Se caracterizan por el uso no de combustibles fósiles, sino de recursos naturales susceptibles de renovación ilimitada.

Una de sus fortalezas es que tienen un impacto ambiental muy bajo, porque además de no utilizar recursos finitos, no generan contaminantes.

Las energías renovables también se les dice energías alternativas o energías verdes.

¿Qué características tienen las energías renovables?

Ayudan a promover el autoconsumo

El uso de energías renovables ayuda a que las casas sean mucho más autónomas en su consumo de electricidad. En un futuro no muy lejano, todos los edificios construidos deberán tener sus propios paneles solares, calderas de biomasa o puntos de recarga para el coche eléctrico en su garaje comunitario; el autoconsumo eléctrico es mucho más sencillo de conseguir de lo que podamos imaginar.

Son energías beneficiosas para el medio ambiente

Luchamos constantemente contra el cambio climático y buscamos nuevas formas de cuidar nuestro medio ambiente y hacerlo más sostenible. Un paso importantísimo es el uso de energías renovables o alternativas a las energías tradicionales, que degradan el medio ambiente a través de los residuos que generan y que provienen de su propia producción.

Son recursos naturales gratuitos e inagotables

Las energías renovables provienen de recursos naturales de libre e inagotable acceso. Siempre tendremos agua, viento o sol para generar energía limpia. Por el contrario, la energía producida a partir de combustibles fósiles (carbón, petróleo o gas) tiene recursos limitados y contamina el medio ambiente.

Las energías renovables pueden llegar a sitios antes impensables

Las energías renovables, al generar energía a partir de fuentes naturales, se pueden encontrar en todo el mundo; con el que cualquier rincón del mundo pueda generar su propia energía y ser autosuficiente. 

El uso de energías renovables es un plus para lograr la independencia energética

Todo el mundo sabe que España no es un país lleno de combustibles fósiles como el carbón o el petróleo y sus derivados; pero es muy rico en los recursos naturales necesarios para generar energía limpia que ayude a reducir las emisiones de CO2 y el cambio climático.

Frente a este paradigma, debemos utilizar más que nunca las energías renovables para incrementar nuestra independencia energética, y no tener que comprarlas a otros países que son energías sucias y contaminantes.

¿Qué tipos de energías renovables existen?

Existen diferentes tipos de energías renovables. Tomamos conciencia de que podemos tener energía de muchas maneras, la cual tan solo tenemos que convertir en energía eléctrica . En la naturaleza podemos encontrar una variedad de fuentes inagotables para la extracción de energía. Ahora te enseñamos todas las energías renovables de los que disponemos:

Energía solar

La energía solar es lo que obtenemos del sol. En la energía solar fotovoltaica, la radiación solar es absorbida por paneles solares y transformada en electricidad que puede almacenarse o inyectarse a la red eléctrica. Además, existe la energía solar termoeléctrica que usa la radiación para calentar un fluido (en algunos casos agua) hasta que se genera vapor, que acciona la turbina que produce electricidad.

Energía eólica

En el caso de la energía eólica, la electricidad se produce mediante la fuerza del viento. Los aerogeneradores de los parques eólicos están conectados a generadores de electricidad que transforman el viento que hace girar sus palas en energía eléctrica.

Energía hidráulica

Otra de las energías alternativas más conocidas, es la hidroeléctrica o hidráulica . Usa el impulso de la fuerza del agua en su ciclo para producir energía eléctrica y se genera en presas. 

Biomasa

Esta energía alternativa es una de las formas más económicas y ecológicas de producir energía eléctrica en una central térmica. La energía de biomasa se basa en la combustión de residuos orgánicos de origen animal y vegetal. Con productos biodegradables, como aserrín, corteza y todo lo que pueda ir "a la lata parda", podemos exprimir un combustible que enciende el fuego como yesca, siendo el carbón sustituible a este producto y, en gran medida, se puede utilizar para la producción de energía renovable.

Biogás

El biogás es una energía alternativa que se produce mediante la biodegradación de materia orgánica, mediante microorganismos, en dispositivos específicos sin oxígeno, generando así un gas combustible que se utiliza para producir energía eléctrica.

Energía del mar

Es la generación de energía eléctrica gracias a la potencia del mar. Puede ser energía de las mareas o de las olas, según aproveche la fuerza de las mareas u olas. 

Energía geotérmica

Una energía alternativa que nace en el corazón de la tierra, la energía geotérmica es la energía que aprovecha las altas temperaturas de los “embalses” debajo de la superficie terrestre (generalmente volcánicos) para la generación de energía por calor, ya que se suelen encontrar a 100 o 150 grados. 

¿Cuáles son los retos de las energías renovables? 

Vivimos en una época de transición energética que se caracteriza por la importancia de utilizar fuentes de energía renovables, el uso de combustibles menos contaminantes, paneles solares en nuestros hogares, sistemas de almacenamiento eléctrico o incluir vehículos eléctricos en nuestras vidas.

Uno de nuestros valores como empresa es precisamente situar la transición energética en el centro de todo lo que hacemos. Ante este nuevo escenario, es absolutamente necesario cambiar nuestros patrones de consumo si queremos conseguir el objetivo de reducir las emisiones de CO2 y hacer más sostenible el medio ambiente.

Asimismo, tras la liberalización del mercado de las empresas eléctricas en 2014, el mercado energético dio un giro de 180 grados. Ahora, el consumidor es el verdadero protagonista y puede elegir entre distintas condiciones de contrato de energía o elegir el distribuidor de energía que más le convenga. Esto ha llevado a la necesidad de digitalizar la red para una mayor transparencia de consumos y facturas.

Además, la construcción de edificios se ha vuelto mucho más sostenible con la incorporación de paneles solares, elementos de eficiencia energética o incluso estaciones de carga para coches eléctricos.



 

Actualizado el