Tipo de recarga para vehículo híbrido enchufable

poweringcar

Si has dado el paso y vas a comprarte un vehículo híbrido enchufable (PHEV), hay ciertas cosas importantes que necesitas saber, entre ellas qué tipo de carga requieren estos vehículos.

Vehículo híbrido enchufable

Los vehículos híbridos simples son vehículos casi convencionales cuyo funcionamiento eléctrico es limitado, con muy baja autonomía, unos diez kilómetros. Sus baterías tienen una capacidad muy baja y se recargan continuamente, durante la conducción normal a través de sistemas de frenado regenerativo y también en deceleración, aprovechando el freno motor.

Por otro lado, un vehículo híbrido enchufable va a combinar dos tecnologías de propulsión, motor de combustión y motor eléctrico, con una autonomía eléctrica superior al anterior, llegando permitir un desplazamiento totalmente eléctrico de entre cuarenta y sesenta kilómetros. Es una gran opción para pequeños recorridos, pero es necesario que se conecten a un cargador para que se alcance toda la capacidad de la batería.

Conseguir la mayor autonomía de un PHEV

Es lógico creer que el aumento de autonomía viene dado por una batería más grande, que permita almacenar más electricidad. Al ser más grande, para que la batería se cargue por completo no vale sólo con los sistemas de recuperación de energía que poseen los híbridos convencionales.

Por ello, para alcanzar el máximo de la batería, se requiere conectar el vehículo a un cargador externo, de este modo la batería estará al 100% y podrás realizar trayectos cortos en ciudad. Este tipo de recorridos es donde el ahorro permite rentabilizar un vehículo eléctrico híbrido enchufable.

Con este tipo de vehículos se evita la emisión de gases nocivos y el ahorro se nota en la economía de tu bolsillo. Si tienes una empresa lograrás una reducción importante en gastos de combustible. También ahorrarás en impuestos y podrás circular por zonas restringidas de determinadas ciudades.

¿Cómo recargar un Vehículo Híbrido Eléctrico Enchufable?

La mayoría de marcas de PHEV suelen dar un cargador portátil con el vehículo. Este tipo de cargadores son muy cómodos y se pueden conectar a un enchufe convencional de los de casa de 230 V, llamados cargadores Schuko. Este tipo de recarga portátil se llama modo 2.

¿Qué es una recarga modo 2?

Este tipo de cargas se ha pensado para uso ocasional. Disponen de un dispositivo que regula la intensidad de carga. Este ajuste afecta a la velocidad de recarga de la batería. Este tipo de cargador se encuadra dentro de la Recarga Super Lenta, que se limita a potencias de 2,3 kilovatios. Por esta razón se pueden usar enchufes convencionales tipo Schuko. En la actualidad se están introduciendo en el mercado algunos modelos con algo más de potencia.

Los cargadores Schuko, sus cables y protecciones eléctricas que los alimentan, sirven sólo para intensidades máximas de 10 A, 2,3 Kilovatios. Es importante que, al usar este tipo de carga, no superas la intensidad máxima.

¿Cuánto dura este tipo de recargas?

La recarga de modo 2 suele durar entre diez y doce horas para un batería de 24 Kilovatios hora, a 10 A. Si cargas a menos potencia puede durar hasta dieciocho horas.

Este tipo de cargadores son para uso ocasionales y es muy importante que se respeten las instrucciones y precauciones del fabricante. Además, tienen muy poca comunicación y éste sólo comprueba que la carga sea correcta y que la protección de toma de tierra sea de buena calidad.

Es muy importante asegurarse, antes de desconectar la clavij, que la carga esté parada desde el control del cargador. En caso contrario puede dañarse el enchufe o el cargador.

Recarga en Modo 3

En este tipo, tanto la línea eléctrica como el cargador tienen mejores condiciones. Ofrecen una mayor protección y seguridad así como un mejor rendimiento para la recarga.

Disponen de un protocolo de comunicación que aumenta la seguridad de la carga. Comprueba la calidad de la conexión y la protección de tierra y mantiene una comunicación continua regulando la velocidad de la carga.

Actualizado el