Reducción de emisiones de CO2

Magnovent

La reducción de emisiones de CO2 es una de las grandes preocupaciones de las empresas a día de hoy. El constante gasto de electricidad, gas y otros carburantes genera una huella en el medio ambiente que es importante minimizar al máximo.

Desde 2008, Magnovent ha proporcionado distintas soluciones a las empresas para poder mantener el bienestar térmico de sus puestos de trabajo reduciendo tanto las emisiones como el consumo eléctrico.

A continuación proponemos algunas de las soluciones probadas que permiten reducir estas emisiones en hasta un 70%.

AISLANTE TÉRMICO, reduce tus emisiones de CO2 apagando el aire acondicionado

Aislante

El aislante cerámico líquido, es un sistema de aislamiento de superficies de fácil aplicación y alta efectividad. Su composición está basada en agua y el 70% es cerámico. No contiene plásticos ni derivados del petróleo en su fabricación, por lo que es muy respetuoso con el medio.

Se aplica en paredes y techos de edificios muy expuestos al sol y que irradian al interior mucho calor. En los meses de verano, la aplicación de este producto puede suponer tener el aire acondicionado apagado el 75% del tiempo, y en invierno, mantiene el 60% del calor dentro de la nave, reduciendo drásticamente el impacto ecológico de la empresa en el medio ambiente.

VENTILADORES INDUSTRIALES: el mejor aliado para reducir consumo y emisiones en tus sistemas de climatización

La otra solución de igual eficiencia, es la instalación de ventiladores de techo industriales. Estos ventiladores, gracias al diseño de su motor y sus aspas, mueven grandes masas de aire a unas revoluciones realmente bajas. De este modo, con un bajo gasto de energía, se consigue generar una brisa constante que permite renovar el aire del interior así como mejorar la sensación térmica dentro del edificio.

La velocidad a la que el aire se mueve influye directamente en el confort de las personas, reduciendo la sensación térmica en varios grados. Por ejemplo, si movemos el aire a 1,5 m/s, podemos reducir la sensación térmica de 25ºC a 19,5ºC.

Aislante

En el caso de AENA Valencia, Magnovent instaló estos ventiladores en dos de sus terminales. Al tenerlos a pleno funcionamiento durante el verano, consiguieron obtener una sensación térmica hasta 5 grados inferior a la real. De este modo pudieron permitirse subir la temperatura de consigna y mantener el aire acondicionado apagado mucho más tiempo sin sacrificar el bienestar de pasajeros y empleados. Durante el invierno, los ventiladores distribuyen el calor que se acumula en los estratos superiores por toda la instalación y supuso para el aeropuerto, un ahorro energético de hasta el 40%.

https://www.youtube.com/watch?v=l1qsTdc3GUI&t=9s

Estos son dos ejemplos de sistemas de climatización de bajo consumo y respetuosos con el medio ambiente, que apenas consumen energía y ayudan a conseguir la máxima reducción de emisiones de CO2 posible.

Actualizado el