Placas solares para ahorrar económica y medioambientalmente

asdasd

 

La energía solar para autoconsumo es actualmente una de las mejores inversiones a nivel económico que se pueden realizar tanto en la vivienda como en las empresas. Esto se debe a que, mes a mes, el autoconsumo nos reportará ahorros en la factura eléctrica al consumir menos energía y compensar los excedentes de la generación.

Asimismo, el hecho de utilizar la mayor parte de energía de fuente renovable, supone la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Ahorro económico del autoconsumo

Tal y como se ha expuesto, el ahorro económico del autoconsumo solar viene por dos vertientes:

  • Energía generada: La energía producida por la instalación fotovoltaica y consumida en el momento, es energía que dejamos de comprar a la red eléctrica y por tanto que ahorramos directamente. Esta es la mejor manera de aprovechar la instalación ya que es un ahorro directo. 
  • Energía compensada: Con la actual legislación, la energía que produce nuestra instalación y no es consumida en el momento, se vierte a la red y posteriormente se compensa en descuentos en la factura eléctrica con los precios acordados con la comercializadora. 

Por tanto, el aprovechamiento de la instalación de autoconsumo es máximo y la inversión en placas solares se amortiza en muy poco tiempo. 

En las industrias y negocios, el aprovechamiento suele ser todavía mayor que en las viviendas, puesto que suelen trabajar en horario solar y reducir sus consumos por la noche, cuando no contamos con la producción solar. 

Beneficios medioambientales de las placas solares

La ampliación de generación de energía de fuentes renovables es uno de los asuntos pendientes en España, que poco a poco va mejorando sus cifras. A nivel particular y corporativo, las pequeñas acciones individuales son fundamentales para luchar contra el cambio climático. 

En este sentido, una instalación fotovoltaica media en una vivienda unifamiliar puede llegar a evitar la emisión de más de 1,5 Toneladas de CO2 anuales. Esto, si hablamos de instalaciones mayores en cubiertas industriales, se multiplica. 

Gracias a cada instalación solar, somos más responsables como sociedad y reducimos nuestra huella de carbono.

 

Actualizado el