El monitoreo de energía como impulsor de la eficiencia en la fabricación farmacéutica

dsa

Las empresas farmacéuticas se encuentran ante el desafío de conseguir condiciones ambientales seguras a la vez que disminuyen el uso de energía y los costos de funcionamiento de la instalación. Los organismos reguladores y las organizaciones asociadas han determinado unos niveles cada vez más estrictos.

El requisito clave consiste en llevar un registro completo de todos los datos de las condiciones ambientales, los procesos que se han seguido y los parámetros para el desarrollo y la producción de sus productos.

Monitoreo de energía para farmaceúticas

En los diferentes procesos, la disponibilidad de energía es un riesgo reconocido para la calidad del producto. Los problemas con la calidad de la energía pueden tener un impacto económico significativo.

Un simple cambio en el suministro de energía puede alterar las condiciones ambientales y los procesos químicos, produciendo la pérdida de lotes o productos, con el descenso del beneficio económico que eso provoca.

Pero no sólo en productos puede haber pérdidas. Un mal funcionamiento energético puede provocar averías en los equipos, teniendo que cambiarlos. La mala calidad de la energía puede suponer un 30% -40% de tiempo de inactividad comercial inesperado, así como un 4% de la facturación anual.

La industria farmacéutica conlleva un consumo anual de millones de euros por lo que aumentar la eficiencia energética supondrá una manera de reducir costos y la contaminación atmosférica.

La recopilación y consolidación de datos conduce a nuevas perspectivas de energía y procesos y mediante la modernización de los sistemas de energía se consiguen cosas como:

  • Actualizar las capacidades de medición: mediante la recopilación de datos automática y remota.
  • Consolidar los datos de energía de los sistemas eléctricos que conformen la red de monitoreo de la industria.

Beneficios de la gestión energética

  • Informes automatizados que cumplen con las regulaciones de energía: a través de informes de energía mejorados y paneles, la empresa ahora produce informes de energía mucho más detallados en toda su gama de procesos de fabricación.
  • Un sistema simplificado para la administración de energía de los edificios: los datos de energía ahora se pueden recopilar, centralizar, monitorear y analizar fácilmente para que las eficiencias se optimicen en los sitios de construcción, lo que resulta en un menor gasto de energía.
  • Mayor control y visibilidad sobre los problemas de calidad de la energía: el sistema emite alarmas cuando se rompen los umbrales de consumo de energía y cuando se identifican problemas de calidad de la energía, identificando así oportunidades adicionales de ahorro de costos de energía y minimizando las instancias de tiempo de inactividad relacionadas con la calidad de la energía.
  • La gestión de la energía no es un proceso fácil y requiere tiempo y esfuerzo. Pero la experiencia ha demostrado que un enfoque de eficiencia energética modernizado vale la pena en costos de energía reducidos, minimizando desperdicio de energía, eficiencia mejorada y sostenibilidad a largo plazo. La empresa farmacéutica que implementó esta transformación de gestión energética cita un ahorro en energía administrativa y trabajo de cumplimiento de 72 días hábiles anualmente. Este es el momento que los operadores ahora usan para enfocarse en el negocio de producir medicamentos de clase mundial, seguros y efectivos.
Actualizado el