Juguetes educativos

Juguete educativo

La educación de nuestros hijos e hijas es muy importante y fomentar su curiosidad se convierte en un buen camino para que aprendan cosas nuevas. En este sentido, ¿qué mejor manera de potenciar su curiosidad transformando la educación en un juego?

Jugar no es solo una forma que tienen los niños para divertirse, sino que también es la mejor manera con la que aprendemos cosas nuevas en la infancia. Los juguetes educativos cumplen con ambos objetivos: los niños se divierten mientras aprenden.

Ensayar, tantear, comprobar, tener contacto con las cosas, de un modo lúdico, es el mejor camino para tomar conciencia del mundo que les rodea, en la adquisición de saberes instrumentales y en la formación de hábitos y formas de pensar y aprender.

Tipos de juguetes educativos

Existen muchos tipos de juguetes educativos y, generalmente, se clasifican en función de la edad de los niños y niñas. Así, por ejemplo, para los más peques los juguetes se centran en las habilidades motrices y en explorar formas, ruidos o texturas nuevas.

Por otro lado, cuando avanza la edad del niño los juegos se centran en la lógica, en fomentar su memoria o en mejorar su lectura. Ya cuando son más grandes, los juegos se enfocan a imitar las tareas de los adultos y en aprender cosas nuevas que estimulan su imaginación.

También se puede enseñar a tomar conciencia del medio ambiente con juguetes relacionados con energía renovable. Así aprenden cómo funcionan mientras construyen módulos, robots o vehículos impulsados con energías verdes.

Por último, tienes los juguetes científicos como los telescopios, los microscopios para niños o juegos de química y biología. Aquí los peques (y no tan peques), pueden conocer distintas ramas de la ciencia e incluso realizar prácticas y observaciones científicas.

¿Cómo elegir un juguete educativo?

Para elegir correctamente el juguete educativo perfecto, hay que tener en cuenta varios factores. Si queremos que los más pequeños de casa aprendan y se diviertan a la vez, se tiene que poner atención en que el juguete no les aburra, lo encuentren demasiado fácil o difícil o, incluso, que les recuerde estar en el cole.

Hay que saber bien en los intereses y gustos del niño o niña, tener en cuenta su edad, que sean seguros y cumplan con las normativas estándar, sin olvidar su disfrute y entretenimiento.

Es adecuado que el juguete sea simple para que su manipulación resulte sencilla, resistente y dúctil para que pueda potenciar la imaginación del pequeño. Además deben de fomentar el respeto por los demás, la igualdad y el saber compartir con los demás.

Conclusión

Jugar es una actividad fundamental en el desarrollo de los niños y niñas. Como te he mostrado, existen juegos con los que, aparte de divertirse y pasarlo bien, los pequeños pueden aprender cosas nuevas.

Hay que tener en cuenta factores como su edad, gustos y temáticas para acertar con el juguete y que este no acabe guardado en un cajón.

Por último no hay que olvidar su disfrute, ya que cuando hacen algo que realmente les gusta y les abre su imaginación, es cuando más aprenden.

Actualizado el