Energía solar fotovoltaica para climatización

AnaZet

La gran dependencia que tenemos de los combustibles fósiles en nuestro país, unido al alto coste que está alcanzando la electricidad, ha hecho que se busquen diferentes sistemas más económicos para poder climatizar una vivienda.

Uno de esos sistemas es la energía solar fotovoltaica. Gracias a este tipo de instalaciones, la radiación del sol se transforma en electricidad. Gracias a ello, la electricidad usada para climatizar una vivienda sería gratuita (y no contaminante).

Si bien es cierto que una instalación solar fotovoltaica tiene un alto coste (aunque mucho menor que hace años), lo cierto es que la reducción en el consumo energético de la red (la desaparición de las facturas o bien la reducción de las mismas de manera drástica si quitamos el consumo en climatización) hace que su inversión sea muy rentable.

Energía solar fotovoltaica para climatización

Gracias a este tipo de sistemas podemos alcanzar el autoconsumo o, por lo menos, conseguir climatizar una vivienda a coste cero durante gran parte del año.

Este tipo de sistemas de climatización son capaces de funcionar durante gran parte del año gracias a la integración de un sistema de producción de energía fotovoltaica de autoconsumo.

El sistema de climatización funciona adaptando la potencia de consumo a la potencia generada por el sistema de producción fotovoltaico.

Esto es posible gracias a la integración de la climatización y la energía solar, consiguiendo, además, integrar la ventilación, la climatización, el suelo radiante refrescante, el ACS…

El funcionamiento es muy simple, el sistema de climatización puede adaptar el consumo a la potencia que generan los paneles solares, en caso más desfavorable de falta de radiación, el consumo lo derivamos a la red, pero solo cuando el precio del kilovatio hora sea más económico, aumentando el ahorro de este tipo de instalaciones.

También se puede dar el caso de que tengamos más producción de energía solar fotovoltaica para autoconsumo de la que realmente necesitamos en nuestro sistema de climatización. En esta ocasión, el excedente de electricidad, no se pierde ni se vierte a la red, ni mucho menos, sino que se usa para otro tipo de consumo, como puede ser la iluminación, los electrodomésticos o, incluso, la carga del vehículo eléctrico.

Otra gran ventaja de la integración del autoconsumo con la climatización y ventilación es que podemos racionalizar la potencia contratada por el cliente con la compañía eléctrica, por ejemplo:

Imaginemos que estamos produciendo 1.500w de potencia , y tenemos contratados 4.400W, ahora disponemos de 5.900w de potencia con lo que la potencia disponible aumenta.

Aun así imaginemos que encendemos varios electrodomésticos y la demanda total supera llega a 6.500w , en ese caso en lugar de saltar el limitador , lo que hacemos es que reducimos la potencia del equipo de aerotermia hasta el límite de la potencia disponible , para evitar que nos salte el limitador.

De esta forma también podemos ahorrar no solo en el término de energía, sino en el término depotencia, que se paga no solo durante los periodos de mayor demanda, sino también en periodos en los que ni siquiera estamos en la vivienda o tenemos muy poco consumo.

Actualizado el