Beneficios de disponer de suelo radiante en la vivienda

pies

La mayoría de los métodos de calefacción son muy costosos por el alto consumo energético, que se refleja considerablemente en el recibo a final de mes. Pero, existe la posibilidad de instalar en la vivienda el suelo radiante que nos favorecerá a la hora de ahorrar en la factura eléctrica además de otras muchas ventajas para nuestro hogar.

El suelo radiante se ha convertido en los últimos años en la alternativa por la que se está optando a la hora de colocar la calefacción en las viviendas en virtud de la aportación que nos da frente a la calefacción de radiador más usual.

¿Qué es la calefacción por suelo radiante?

Primeramente tenemos que conocer qué es y las características principales. Ahora bien, para explicarlo, expondremos que es el método de calefacción a través el cual se administra la propagación de calor a través de alguno de los factores de la casa. Generalmente esta difusión de calor suele colocarse en el suelo, como su propio nombre indica y también cabe resaltar que se diferencia por distribuir de forma uniforme el calor a través de radiación por la estancia de la vivienda en el que residimos.

Es un método, que en los últimos años ha conseguido popularidad, se ha difundido entre los colectivos y cómo entenderemos más adelante es un resultado muy beneficioso para calentar como factor de eficiencia energética puesto que admite un ahorro de energía considerable. Asimismo, afecta sobre la temperatura resultante y es equivalente a la comodidad dentro del hogar.

El método de calefacción por suelo radiante más común suele ser de dos tipos: por agua caliente y eléctrico.

  • Suelo radiantes mediante agua: es un método de calefacción con un beneficio muy elevado y una enorme eficiencia energética. Pese a que su instalación es más elevada y precisa de una obra, la inversión se compensa con gran brevedad. No precisa temperaturas tan elevadas en calderas y bombas de calor para llevar a cabo la distribución. De esta manera, se alcanza un control más exacto de la temperatura, con un perfeccionamiento en la distribución de la temperatura en la estancia y un importante ahorro energético.
  • Suelo radiante a través de electricidad: es uno de los variantes de suelo radiante que se demanda. Trabaja gracias a una resistencia eléctrica que se responsabiliza de la elaboración de energía calorífera. En la actualidad el método más utilizado es el método de calefacción de suelo radiante por agua.

Recomendaciones principales del suelo radiante

El calor lo produce una red de tuberías colocadas bajo el suelo por donde circula el agua caliente con una temperatura entre 30º y 45º. El calor aumenta y va subiendo hasta llegar a toda la vivienda. Por lo que el rendimiento que da es fabuloso.

Beneficios del suelo radiante

Alta sensación de confort: Para esclarecer un poco la idea de confort térmico, podemos decir que es el efecto de “temperatura de confort”, que capta el cuerpo humano, no es la que se puede determinar con un termómetro que nos medirá la temperatura ambiente en un área, sino la media aritmética entre la temperatura ambiente y la temperatura media de las superficies que envuelven el cuerpo.

Bajo consumo: La perfecta selección de un método de calefacción es equivalente al ahorro y eficiencia energética. Puesto que la calefacción por suelo radiante emplea una temperatura menor a la de los radiadores típicos, el valor de calefacción se aminora produciendo un ahorro en torno al 15% en su recibo. Gracias al bajo consumo se conserva un respeto hacia el medio ambiente.

Alto rendimiento: Este bajo consumo es causado por las tuberías por las que recorre el agua teniendo un diámetro diminuto (6- 10 mm), por lo que el caudal a mover es pequeño y la cantidad energía para calentarla también es mínima.

Aprovechamiento de espacio: Con la calefacción por suelo radiante, puede emplear cada metro cuadrado de su vivienda de la forma que usted quiera, acomodar los muebles donde mejor le coincida sin tener que estar pendiente de bloquear el radiador. Únicamente es preciso (a parte del suelo radiante) un solo armario para los colectores de toda la vivienda, que será semejante a un cuadro de luces

Alternativa de enfriamiento: A pesar de que el uso más habitual para este método es el de calefacción, existe la viabilidad de utilizarlo para hacer circular el agua en verano a una temperatura alrededor de los 17 ºC.

Sistema saludable: Una de las cualidades esenciales y básicas, es que se trata de un sistema apoyado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En desigualdad de un método común, no reseca el ambiente ni se producen corrientes de aire, un beneficio para aquellos alérgicos a los ácaros.

¿La instalación del suelo radiante es muy compleja?

Los técnicos especialistas e instaladores certifican que la instalación de suelo radiante de calefacción no es complicada, se amolda a cualquier clase de suelo (parquet, mármol, cerámica…) y se ubica sin obra establecida.

A la hora de escoger un método de calefacción para nuestra vivienda es aconsejable que nos dejemos guiar por entendidos en climatización, que sabrán evaluar las peticiones técnicas de nuestro hogar para conseguir la mayor comodidad con el desembolso minimo.

Actualizado el