El Diseño Nórdico

Nórdico

Uno de los diseños más demandados en la actualidad para los radiadores eléctricos es el diseño nórdico.

Origen del diseño nórdico

El diseño nórdico, también denominado diseño escandinavo, es un estilo de decoración surgido en la década de 1950 en los países nórdicos. El diseño nórdico se ha convertido en algo común en las viviendas de nuestro país en estos últimos años.

Cuando hablamos de este tipo de diseño nos referimos a los países del norte de Europa. En sus inicios solo incluía a Noruega y Suecia, aunque con el paso de los años el concepto se ha extendido a otros países como Dinamarca, Islandia y Finlandia.

Debido a las duras condiciones climáticas que se sufren en este tipo de países escandinavos y, como consecuencia de ello, a la necesidad de pasar tanto tiempo en el interior de las casas, la decoración nórdica tiene como objetivos:

  • Crear interiores lo más acogedores, cálidos y confortables posibles.
  • Potenciar al máximo la poca luz disponible.
  • ⦁ El color blanco como protagonista del estilo nórdico.

El color blanco se utiliza en paredes, techos y suelos para que se pueda reflejar la poca luz natural disponible, aportando luminosidad de la que carecen las viviendas nórdicas en los duros y sombríos meses de invierno.

El estilo nórdico también destaca por poseer líneas elegantes con un enfoque simple que refleja serenidad y sofisticación, gracias a un tratamiento adecuado.

Por lo tanto, este tipo de diseño se caracteriza fundamentalmente por la luminosidad, funcionalidad y simplicidad, lo que viene siendo diseñar para una vida fácil y tranquila.

Simplicidad

En este estilo, su principal característica es la simplicidad. En este tipo de diseño no encontramos excesos en la decoración, y los colores son especialmente claros, transmitiendo naturalidad y tranquilidad. Aunque puedes encontrar muebles de colores fríos, que destaquen por encima de la sencillez pero que siguen compensando la estancia.

Simplicidad en las líneas, simplicidad en las formas y simplicidad en el uso. El diseño escandinavo abogará por la utilidad y la intuición como base de sus diseños, aunque sin perder de vista la parte estética.

Luminosidad

También se tiene muy en cuenta las líneas rectas en el estilo nórdico de interiores, para potenciar la luminosidad, y unos techos altos siempre serán una buena elección.

Los escandinavos tienen la palabra “Hygge” usada para designar la sensación de calor o de atmósfera que se crea al experimentar las cosas que nos hacen felices y simples que encontramos a lo largo de nuestra vida y en el día a día. Ese sentimiento de delicadeza y facilidad se traduce también al ámbito del diseño.

Funcionalidad

Su objetivo es cumplir una función y durar en el tiempo. Son piezas bien elaboradas que perduran en el tiempo sin tener en cuenta estilos o modas. Por ello todos los materiales que engloban este tipo de diseños destacan por su funcionalidad y todo elemento tiene una función específica en la vivienda.

Dentro del diseño nórdico encontramos nuestros Radiadores Eléctricos NOBO que con los bordes redondeados y las líneas sencillas dan un look moderno típico del apreciado diseño nórdico.

Este tipo de radiadores se adaptan a cualquier tipo de ambiente interior. Un sistema de calefacción eléctrica que cumple a la perfección los estándares del diseño escandinavo: simplicidad, luminosidad y funcionalidad.

Si está pensando en decorar su hogar el estilo nórdico cada vez más demandado seguro que no le defraudará. Y hará de su hogar un lugar confortable donde poder relajarse y disfrutar.

Actualizado el