Consejos para ahorrar energía en tu casa.

Ahorrar energía en casa

Consejos para ahorrar energía en tu casa.

El ahorro de energía va mucho más allá de ahorrarte unos euros al mes. Las medidas para bajar el consumo de energía también deben de tomarse para colaborar también con disminuir el consumo exagerado de energía que de una forma u otra contribuye al Cambio Climático.

En este post te vamos a dar algunos consejos para ahorrar energía y bajar la factura de consumo en tu hogar, pero empezaremos por desmentir algunos mitos falsos sobre cómo ahorrar energía:

1. La calefacción apagada consume más que mantenerla a temperatura constante.

Existe la creencia de que es mejor mantener la calefacción encendida constantemente que apagarla y encenderla varias veces al día. En realidad, el consumo dependerá de la energía que necesitamos para alcanzar la temperatura que queramos. Así pues, la única forma de ahorrar energía sin calefacción, es conformarnos con temperaturas de confort más bajas, pero no ganamos nada encendiendo y apagando la calefacción o manteniéndola constantemente encendida.

2. Los aparatos en stand by no consumen.

Está comprobado que todos los aparatos consumen una pequeña cantidad de energía aún estando en posición de stand by. De hecho, en posición de reposo muchos aparatos electrodomésticos necesitan algo de energía para mantener en funcionamiento los sistemas internos, tales como relojes, termostatos, pequeños ordenadores, etc. Se estima que el consumo de los aparatos electrodomésticos en stand by puede acercarse al 5% del consumo total a lo largo del año.

3. Las cocinas eléctricas gastan menos energía que las cocinas de gas.

Hay muchas personas que piensan que las cocinas eléctricas gastan menos energía que una cocina de gas. Cuando en realidad tanto las cocinas vitrocerámicas como a las cocinas por inducción, son mucho más caras que las cocinas de gas, ya que el kwh de gas es mucho más barato que el kwh de electricidad.

4. Limpiar los platos a mano es más barato que hacerlo con el lavavajillas.

Hay personas que consideran que fregar la vajilla a mano consume menos agua que hacerlo con el lavavajillas. En realidad esto no es así, porque tu lavavajillas trabaja de manera mucho más eficiente que nosotros cuando fregamos los platos a mano. Esto mismo se podría trasladar a otras actividades domésticas como lavar la ropa a mano.

5. Mantener las luces apagadas consume menos electricidad.

Bueno, lo de mantener las luces apagadas como medida para ahorrar si es cierto. Lo que sucede es que existe la creencia de que el ahorro es muy alto y en realidad el consumo de electricidad necesario para iluminar tu casa no es tan abultado como muchos piensan. Hoy en día, en tu casa hay dispositivos que consumen mucho más que una bombilla y los mantienen encendidos mucho tiempo, y si encima la bombilla es de tecnología LED, el ahorro por "vivir a oscuras" es totalmente absurdo.

Ahora te daremos algunos Consejos para ahorrar en la factura de la luz. Es muy posible que la causa de tu abultada factura esté en una subida de tarifas y no en un mal uso de la electricidad, pero aún así, no está de más el intentar optimizar el consumo eléctrico de tu hogar.

Veamos que puedes hacer para reducir el importe de la factura de la luz:

1-Ver que tipo de tarifa eléctrica tienes contratado. Hay un coste fijo en la tarifa que se refiere a la potencia contratada.

Para saber cual es la potencia que demandas tendrías que hacer un estudio del gasto energético de los aparatos que utilizas en tu hogar. Para ello dispones de los aparatos medidores de la potencia de un determinado electrodoméstico.

Lo más usual si vives en un piso, es tener contratados 3,45kw, pero es necesario que revises tu factura y si crees que podrías reducir la potencia contratada hazlo, porque te podrás ahorrar hasta un 25% en la factura de la electricidad.

2-Estudia distintas ofertas eléctricas. Hoy en día, existen cooperativas o agrupaciones de usuarios que consiguen negociar mejoras en las tarifas con las compañías. Si hablas con tus vecinos quizás podáis encontrar alguna compañía que os haga una buena oferta y podáis ahorrar hasta un 10% en la factura final.

En todo caso, siempre podrás estudiar de forma individual las tarifas que ofrece el mercado para optar por la mejor, aunque siempre será mucho más beneficioso hacerlo en grupo.

3-Iluminación led. Una de las formas de ahorrar electricidad es sustituir las antiguas bombillas halógenas (e incandescentes si las tuvieses) por bombillas LED. La inversión inicial es alta pero la eficiencia de las mismas compensa el gasto.

4-Sustituir aparatos antiguos por otros nuevos. Lamentablemente tenemos aparatos antiguos cuyo consumo eléctrico es muy elevado. El mayor consumo recae sobre el horno, frigorífico y aire acondicionado.

5-Utiliza temporizadores y reguladores. Si utilizas calentadores eléctricos, el consumo eléctrico se dispara.

6-Cocinas eléctricas. Si no te importa disponer de gas, lo mejor es recurrir a cocinas de gas, ya que aunque no son más eficientes que las eléctricas, en la mayoría de los casos el coste del gas natural es ligeramente inferior al de la electricidad y por lo tanto podrás ahorrar algo en la factura a final de mes.

Actualizado el