¿Cómo reducir la huella de carbono de mi negocio?

sadasd

Cada vez más empresas contribuyen en la lucha contra el calentamiento global, a través de la reducción de su huella de carbono. Los expertos de Libélula te explican cómo integrar tu compañía a esta tendencia.

  1. Medir las emisiones. La medición de la huella de carbono permite a las empresas conocer el impacto de sus operaciones en el calentamiento global. Este impacto puede darse de forma directa, por las operaciones que la empresa desarrolla, y de manera indirecta, por energía consumida o por productos y servicios adquiridos que han generado emisiones al ser producidos.
  2. Fijar un objetivo y analizar opciones. La empresa debe fijar compromisos de reducción de emisiones alineados con el objetivo mundial: un mundo cero emisiones al 2050. Las soluciones climáticas más efectivas son diversificación energética hacia fuentes renovables, electrificación del transporte, conservación y regeneración de ecosistemas, y transición hacia una economía circular cero residuos.
  3. Establecer un plan y ponerlo en acción. Lo más recomendable es empezar por aquellas opciones con mucho potencial de reducción y poco costo de implementación; y luego con aquellas que requieren más inversión y cambios estructurales.
  4. Reportar y verificar. Ya es una práctica usual que muchas empresas transparenten sus impactos y acciones de sostenibilidad a través de reportes anuales. Una manera de dar mayor credibilidad a esto es realizar una verificación a través de un auditor externo calificado.
  5. Compensar. Finalmente, la empresa comprometida debe compensar las emisiones de dióxido de carbono que no se pueden reducir a través de la gestión y la innovación. Para ello se adquieren bonos o créditos de carbono a través de los mercados regulados.
Actualizado el