¿Cómo elegir la mejor tarifa de luz para mi hogar?

tarifa luz hogar

Elegir la tarifa de luz más apropiada para nuestro hogar puede suponer una tarea complicada si no tenemos claro qué elementos hemos de tener en cuenta para que la factura de la luz sea lo más barata posible.

En la actualidad, existen numerosas compañías en las que podemos contratar la luz de nuestra vivienda lo que hace de la elección un proceso tedioso y complicado en algunas ocasiones.

Hoy te daremos algunas recomendaciones a tener en cuenta para que tu elección sea lo más acertada posible.

Sin duda, la mejor opción es optar por un comparador energético de tarifas de luz y compañías que de manera rápida nos muestra un listado con las preferencias que mejor se adaptan a nuestras necesidades de consumo.

Una herramienta muy útil para ello es el comparador energético de Ahorreluz.es a través del cual podemos obtener una relación con aquellas compañías y tarifas recomendables para nuestra vivienda y, por supuesto, para nuestro bolsillo.

Antes de continuar con los consejos, debemos saber qué tarifas de luz existen para hogares. Estas son las tarifas 2.0, 2.0 DHA y 2.0 DHS.

La 2.0 es la tarifa más habitual en los hogares, puede ser contratada por aquellos hogares con una potencia inferior a los 10 kW y presenta un único periodo de facturación. Esto significa que dará igual en qué momento del día consumamos energía pues el precio del kilovatio será siempre el mismo.

Por otra parte, tenemos la 2.0 DHA, una tarifa con discriminación horaria, lo que supone dos periodos diferentes en la facturación de la energía consumida. Contaremos con un periodo más caro, denominado horas punta, y otro más barato, conocido como horas valle. Esta modalidad está pensada para quienes pasan la mayor parte del día fuera y realizan un mayor consumo energético durante la noche, cuando el precio de la electricidad es mucho menor.

También tenemos la 2.0 DHS, una tarifa que tiene tres periodos de facturación. Está indicada para aquellos hogares con estaciones de carga para vehículos eléctricos ya que cuenta con una tercera franja horaria en la que el precio de la energía es inferior incluso que en las horas valle.

Elegir una modalidad u otra dependerá de nuestros hábitos de consumo.

Además, próximamente, la nomenclatura de las tarifas cambiará y las que ahora conocemos como 2.0, 2.0 DHA y 2.0 DHS pasarán a llamarse tarifas 2.0 TD.

Necesidades de consumo energético

Antes de contratar una tarifa u otra analiza cómo son tus hábitos de consumo. Cuántos electrodomésticos tienes y qué equipos requieren de electricidad para su funcionamiento. Si tu uso de la energía se concentra durante el día o, por el contrario, es por la noche cuando más electricidad necesitas.

No será lo mismo contar con calefacción eléctrica que con calefacción de gas natural, por ejemplo.

Mercado regulado y mercado libre.

Como ya sabrás, existen dos mercados diferentes en los que podemos contratar la tarifa de luz. Por un lado, encontramos el mercado regulado con una única tarifa, la PVPC (precio voluntario al pequeño consumidor), gestionada por el Gobierno, donde el precio de la energía varía según lo hace el mercado. Esto significa, que cada una de las 24 horas que tiene el día el coste puede oscilar según la oferta y la demanda. Además, solo está disponible para hogares con potencias que no superen los 10 kW.

Y por otro lado, existe lo que se conoce como mercado libre, donde encontramos diferentes tarifas de luz y no solo una como sucede con el mercado regulado.

Contratar la luz en el mercado libre permite cerrar un precio único y unas condiciones exclusivas con nuestra comercializadora, pues son las compañías quienes fijan los costes por kilovatio y no el Gobierno.

Estar en un mercado u otro es elección del consumidor, quien podrá cambiar libremente de una comercializadora a otra.

Precio de la luz

Será importante, antes de elegir una compañía eléctrica y una tarifa de luz conocer que podemos acogernos a dos modalidades de precio de la energía: precio fijo y precio variable.

Las comercializadoras pueden ofrecernos un precio fijo durante la vigencia del contrato, esto implica que durante los próximos 12 meses el coste del kilovatio será siempre el mismo porque lo que el resultado final de nuestra factura solo dependerá de nuestro consumo y no de la oscilación del precio que pueda tener la electricidad en diferentes momentos.

La otra modalidad es el precio variable se refiere a lo que antes comentábamos, y es que este cambia según a la hora del día en que se consuma la energía.

En Ahorreluz.es te ofrecemos la posibilidad de comparar entre las distintas compañías y sus precios para que elijas la opción que más te conviene. Con un simple clic te mostramos un listado con las opciones que más se ajustan a tus preferencias.

Actualizado el