¿Cómo consigo una cocina totalmente sostenible?

Sostenibilidad en la cocina
Sostenibilidad en la cocina

Seguramente si pensamos en el término “cocina sostenible” lo primero que pensamos en en una fuente de energía renovable y sostenible o electrodomésticos eficientes. Sin embargo, este término engloba muchos más aspectos, desde la energía hasta los materiales de los utensilios de cocina. Veamos cómo conseguir una cocina totalmente sostenible.

Materiales

El plástico que invade los mares es una amenaza real que está acabando con la vida en los océanos. Hace relativamente poco, una imagen de un caballito de mar sosteniendo un bastoncillo de algodón se hacía viral en las redes sociales, lo que nos lleva a pensar en cómo hemos podido llegar a una situación tan triste.

Todos hemos llegado a pensar, en algún momento, por un plástico no pasa nada. Si todos los habitantes del mundo pensaran lo mismo, tendríamos seis mil millones de plásticos vagando por nuestro planeta.

Pese a que su precio es superior, los utensilios de cocina hechos con materiales sostenibles y biodegradables, como el coco, el bamboo o la hoja de palma, son una elección basada en el medio ambiente.

Otro de los aspectos importante son las productos embotellados. Pásate de la botella de plástico a la de agua. Si te gusta el agua mineral, compra una garrafa grande y rellena botellas de cristal. En cuanto a los productos que vienen embotellados, como la leche, muchos fabricantes ya embotellan en materiales sostenibles y degradables.

Para guardar alimentos en la nevera, utiliza recipientes de cristal o materiales degradables como la cera de abeja. Además, actualmente existen tapas de silicona que se adaptan a cualquier alimento y los mantienen frescos durante mucho tiempo.

La compra

Bien es cierto que, en la actualidad muchos supermercados o mercados se han pasado a las bolsas de papel pero, aun con todo, utiliza bolsas de tela para ir a hacer la compra.

En algunas cadenas de supermercado puedes llevar tus propios recipientes o bolsas para llevarte los productos al peso. En caso de que no sea posible, no uses bolsas de plástico sino de papel.

Y lo más importante, compra alimentos bio. No sólo porque son más beneficiosos para el medio ambiente, sino también para nuestra salud.

Electrodomésticos eficientes

En tu cocina no es necesario que tengas veinte electrodoméstico. Es bueno tener sólo aquellos que realmente usemos y que éstos sean de la máxima eficiencia posible. Pese a que son más caros que los normales, su gasto es mucho menor por lo que se rentabilizan en poco tiempo.

La disposición de los muebles y electrodomésticos en la cocina es importante para conseguir la apariencia que deseas, pero también para ahorrar energía. Si el frigorífico está situado junto al horno o al microondas, este necesitará trabajar más porque recibirás más calor. Por el contrario, si está alejado le será más fácil mantener la temperatura ideal.

Agua e iluminación

Los aireadores de grifos permiten ahorrar mucha agua porque sirven para disminuir el caudal de agua. A veces nos pasamos, sin darnos cuenta. De este modo, será el aireador el que te controle y consumirás menos agua, ahorrarás más y favorecerás el medio ambiente

Las fuentes de iluminación eficientes como las bombillas LED permiten rebajar muchísimo la energía consumida. La diferencia es muy notoria, concretamente, de un 85%. Así que empieza a olvidarte de las bombillas incandescentes.

Actualizado el