Climatizador evaporativo industrial

asdasd

Puede que alguna vez te hayas fijado, al entrar en una fábrica, en unos aparatos de gran tamaño instalados en el techo de las naves y que cuentan con rejillas en la parte baja. Se trata de los climatizadores evaporativos industriales, los cuales refrescan el aire a la vez que lo renuevan. 

Funcionamiento de un climatizador evaporativo industrial

Su funcionamiento es igual que el de un climatizador evaporativo portátil doméstico pero con la diferencia de que el industrial funciona con 100% aire exterior mientras que el doméstico recircula continuamente aire del propio inmueble.

Un climatizador o refrigerador evaporativo consiste básicamente en un ventilador y un filtro en constante humedad con agua de red, de esta manera, el aire que pasa por el mismo aumenta su humedad, disminuyendo su temperatura.

Si bien este tipo de sistemas enfría, lo cierto es que depende de las condiciones exteriores, gracias a las cuales nos podemos encontrar con un gran efecto refrescante o bien con uno inapreciable. 

Se basan en el proceso adiabático y funcionan inyectando aire húmedo de una manera constante para así generar un equilibrio de sobrepresión que permite expulsar el calor al exterior. Ofrecen también la posibilidad de inyectar aire seco, sustituyendo de esta forma a los clásicos ventiladores o extractores.

Son muchos los diferentes puestos de trabajo que precisan de un sistema de climatización capaz de conseguir el ambiente más adecuado para el desempeño de la actividad laboral que se desempeñe en la empresa. 

También es importante para garantizar la seguridad de la producción, así como de cara a los clientes debido a que la comodidad de los mismos conllevará una mayor posibilidad de compra.

Una de las razones de esto es cumplir la  Ley de Prevención de Riesgos Laborales actual, la cual recoge las mínimas condiciones medioambientales que deben darse en cada puesto de trabajo, en función del grado de actividad. Conseguir este tipo de condiciones puede ser complicado a nivel industrial. Aquí es donde entran en juego los climatizadores evaporativos industriales, siendo la mejor opción a la hora de instalar un aire acondicionado para naves industriales.

Las posibilidades en cuanto a la climatización industrial se refiere son innumerables, los que mejor encajan con las condiciones de una nave industrial de grandes dimensiones son los climatizadores evaporativos industriales, ajustándose a las necesidades laborales de los empleados y a las condiciones de la estancia.

Ventajas de los climatizadores evaporativos industriales

Menos contaminación

Al usar un sistema de refrigeración natural mediante la humidificación del aire sus emisiones de CO2 son mínimas, de la misma manera que del resto de gases de efecto invernadero.

Ahorro económico

Estos sistemas consumen un 80% menos que otros sistemas, por lo que ahorraremos en las facturas de energía. Además, su propio coste es  mucho menor que el de otros sistemas de refrigeración.

Gran eficiencia

Este tipo de sistemas puede reducir la temperatura de una estancia entre 10 y 15 grados. 

Renovación del aire

Como requieren de una ventilación en la estancia y de que el aire pase de manera continua por sus filtros, estos sistemas consiguen que el aire de la estancia sea fresco y húmedo.

Facilidad de instalación

Al contrario que los sistemas de aire acondicionado centralizado o refrigeradores de pared, los climatizadores evaporativos no requieren de ninguna instalación, debido a que son máquinas móviles. 

 

Actualizado el