Climatización por aerotermia

Aerotermia

Por suerte, cada vez existen más normativas sobre la instalación de energías renovables en las viviendas. Uno de los sistemas más de moda en la actualidad son los sistemas de aerotermia. Veamos en qué consisten este tipo de sistemas.

Aerotermia

Los sistemas de aerotermia extraen energía ambiental contenida en la temperatura del aire, incluso bajo cero, y la transfiere a la habitación o al agua corriente.

Esto se consigue gracias a un ciclo termodinámico que usa un gas refrigerante comprimido a bajísimas temperaturas para extraer calor del aire exterior.

La aerotermia aporta más energía de la que consume

Si bien depende de la calidad del equipo y su calificación energética, para un equipo con rendimiento 4,5 aportamos 4,5 kW de potencia calorífica por cada kW consumido de electricidad. Esto quiere decir que la aerotermia genera un 80% de energía gratuita.

Ventajas de la aerotermia

  • Su eficiencia energética es muy alta: consume menos energía que otros sistemas de climatización o agua caliente tradicionales.
  • Es una energía renovable y se recoge como tal en el CTE (Código Técnico de la Edificación). Es cierto que se consumo electricidad, pero sólo lo necesario para que funcione la bomba.
  • Es un sistema sostenible según la Unión Europea.
  • Su mantenimiento es sencillo y rápido.
  • Su seguridad es mayor puesto que no hay combustión.
  • Se puede usar para diferentes usos: agua caliente, enfriar, calentar...
  • Se obtiene agua caliente sanitaria de bajo coste.
  • La instalación aerotermia es mucho más sencilla y mejor que una de funcionamiento con energías no renovables.
  • Se pueden combinar sus salidas

¿Cómo es posible extraer un 77% de la energía ambiental del aire?

Sobre un coste de 100 unidades de energía, consume en torno a 22 de electricidad y el resto lo consigue del aire, siendo una energía gratuita. Por ello, se considera que es un sistema de energía renovable.

Cualquier temperatura por encima del cero absoluto (-273,15 ºC) posee energía puede ser usada por este tipo de sistemas. Aunque estemos por debajo de 0 ºC tenemos una gran cantidad de energía que aprovechar en el aire exterior para bombearla hacia el interior de un inmueble.

La aerotermia bombea calor, que es energía de transición gratuita. El aire posee energía suficiente para cambiar el estado de un gas refrigerante en el interior del sistema de aerotermia, el cual absorbe esa energía que se transmite en forma calorífica desde el exterior al interior de nuestra vivienda.

Y esto es renovable, sostenible y barato, gracias a una triple revolución tecnológica en climatización: revolución electrónica en control, mecánica de materiales y química de refrigerantes.

Es una buena idea especificarlo en tu proyecto de vivienda ahora que el código técnico de la edificación se ha actualizado y es más exigente con la eficiencia energética.

Actualizado el