Autoconsumo eléctrico, placas solares para vivienda


Estamos en una época donde se le da mucha importancia a la sostenibilidad y las energías renovables. Si a esto le unimos el alto precio que alcanza la electricidad española hace que mucha gente se esté realizando instalaciones fotovoltaicas en su vivienda, en un intento por ahorrar dinero, y contaminación.

Paneles solares para uso doméstico

Una de las primeras cosas a tener en cuenta en cuanto a los paneles solares es que, pese a que pueden ser instalados por uno mismo, lo mejor es que la instalación sea llevada a cabo por profesionales con experiencia.

Hay diferentes tipos de paneles solares fotovoltaicos para uso doméstico. Los más comunes son los paneles fotovoltaicos monocristalinos, los paneles solares policristalinos y las placas solares de capa fina.

En la tecnología fotovoltaica el material más usado es el silicio. Los paneles cuyo uso va a ser doméstico son los que mayor proporción tienen de este material. La proporción de este tipo de material es lo que diferencia los tipos de paneles. Cuanto más puro es el silicio, mejor alineadas están sus moléculas, y mejor convierte la energía solar en electricidad.

Panel solar fotovoltaico monocristalino

En este tipo de placas, la pureza del silicio es muy alta, lo que les da una coloración y aspecto uniforme muy característica. Las celdas monocristalinas se producen por bloques de silicio o ingots, que son de forma cilíndrica.

Después, se recortan los cuatro lados de los bloques cilíndricos para hacer láminas de silicio.

Paneles fotovoltaicos policristalinos

En este tipo el silicio en bruto se funde y se enfría y recorta en láminas cuadradas. Su principal ventaja frente al anterior tipo es que el coste de su producción es menor.

Sin embargo, cuentan con algún inconveniente como puede ser una menor tolerancia al calor, lo cual hace que su eficiencia sea menor.

Aprovechamiento del espacio y fácil instalación en cubiertas

Todos los negocios funcionan durante las horas “solares” y además la mayoría de las industrias cuentan con grandes superficies disponibles y “desaprovechadas”, principalmente cubiertas, pero también campas o superficies sin uso, que son el lugar ideal para instalar eficazmente una gran cantidad de módulos solares. No será necesario realizar grandes obras ni inversiones ya que el espacio ya está disponible.

La diferencia básica entre una célula solar monocristalina y una policristalina es la composición del cristal de silicio. En las monocristalinas se controla el crecimiento del silicio, que lo hace en una dirección, mientras que en las policristalinas lo hace en varias direcciones debido a la falta de control, creando una especie de conjunto de cristales.

Paneles solares fotovoltaicos de capa fina

En estos paneles encontramos varias capas de material fotovoltaico en una base. El material con el que se creen estos paneles determinará su eficiencia, que va del 7 al 13%.

Paneles solares híbridos

Este tipo de paneles permiten obtener energía eléctrica y térmica que se puede utilizar para agua caliente sanitaria y calefacción en un mismo panel solar.

Actualizado el