Almacenamiento de energía eficiente

assd

Según los estudios de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), las instalaciones de autoconsumo han crecido un 135% en el último año. 

El almacenamiento de energía eficiente es la clave del futuro. Ya el gobierno ha tomado medidas de forma que a través de las ayudas y subvenciones ofrecen la posibilidad a más personas del país a poder contribuir con la mejora del medio ambiente y la reducción de consumo en la energía eléctrica. 

Principales sistemas de almacenamientos de energía 

La energía no tiene la capacidad de almacenarse por sí misma, por ello se necesita un sistema de almacenamiento. Dependiendo de la capacidad, los sistemas de almacenamiento de energía se dividen en tres tipos: 

  • Almacenamiento  a gran escala:  este es muy común en lugares en los que se trabaja con escalas de GW. 
  • Almacenamiento tipo en redes y en activos de generación: Con este almacenamiento se trabaja en escalas de MW. 
  • Almacenamiento a nivel de usuario final: Este se emplea a nivel residencial y se trabaja con energía kW. 

De entre las principales tecnologías que permiten transformar y almacenar la energía de manera eficiente en el hogar se encuentran las siguientes: 

  • El sistema de bombeo hidroeléctrico proporciona estabilidad al sistema eléctrico y puede generar energía limpia de forma muy rápida. 
  • El aire comprimido cuenta con un motor reversible, significa que durante los momentos de exceso de energía, este almacena el aire ambiente en cubículos bajo tierra. Este tipo de almacenaje es mecánico. 
  • El almacenamiento térmico acumula energía en materiales que permiten retener y liberar de manera controlada. 
  • Los supercondensadores con un dispositivo capaz de almacenar grandes cantidades de energía eléctrica de cargas electrostáticas. 
  • Las baterías son unos dispositivos que almacenan la energía en compuestos químicos capaces de generar carga eléctrica. Existen muchos tipos de baterías, como por ejemplo: baterías de litio, de plomo  ácido, níquel - cadmio,etc. 

¿Por qué escoger las baterías de litio? 

Las baterías de litio presentan una gran ventaja frente a las baterías de plomo ácido. Estas baterías proporcionan mucha mayor densidad energética que las de plomo, por lo que puede almacenar energía a la vez que ocupa menos espacio con menor peso. Se traduce en un 30% más de eficiencia energética. 

Además, prolongan la vida útil de la carretilla, pues dura hasta tres veces más comparado con las baterías de plomo  ácido. 

La carga de la batería de litio es mucho mayor que la carga de la batería de plomo ácido. Las de plomo ácido necesitan como mínimo ocho horas de carga, mientras que las de ion litio se consiguen cargar al 100% en una sola hora. Esto quiere decir, que se logra usar mayor tiempo las máquinas con menor tiempo de carga. 

Si prefiere evitar riesgos, la opción de la batería de litio es la solución, pues la batería de plomo ácido al estar compuesta por una solución líquida química y es la causante de muchos peligros de quemaduras químicas y gases tóxicos e inflamables durante la carga. 

En cuanto al mantenimiento de ambas, con mucho más prácticas las baterías de litio pues no necesitan ningún tipo de mantenimiento.

 

Actualizado el