AHORRO DE ENERGÍA EN EMPRESAS INDUSTRIALES

Ahorro

Con toda la maquinaria implicada en los procesos de fabricación, el ahorro de energía en empresas industriales se convierte en algo vital para un negocio de estas características. De acuerdo con el último estudio del INE sobre el consumo energético en la industria española, la media de gasto en energía de las distintas industrias es del 2,9%, llegando en algunos casos concretos como la industria del papel, las industrias extractivas o la fabricación de productos minerales no metálicos a porcentajes del 6,5%, 12,2% o 11,1% respectivamente.

En algunos casos extremos, como el que Magnovent trabajó con el aeropuerto de AENA Valencia, el gasto en climatización puede llevarse hasta un 70% del gasto energético de la empresa, por ello invertir en equipos que permitan reducir este gasto eficientemente en empresas industriales es fundamental.

Desde Magnovent, se trabaja por conseguir reducir el gasto en climatización de las empresas sin perder el confort térmico de sus empleados.

¿Cómo puedo ahorrar energía en climatización en verano?

Ahorrar energía en empresas industriales durante el verano suele ser sinónimo de pasar calor. El primer paso que deberían dar estas empresas es comprobar si su edificio genera radiación térmica en el interior al estar expuesta al sol. De ser así, el aislante térmico que ofrece Magnovent es una solución realmente óptima. Se aplica como una pintura en la superficie deseada, de modo que cualquier pintor profesional podría aplicarla siguiendo las instrucciones. Magnovent aplicó este aislante en una nave de Ford y se consiguió reducir la temperatura interna del edificio en 20ºC en verano.

Si este aislante no fuera suficiente, tanto para las empresas que tienen instalación de aire acondicionado como las que no, la mejor opción es optar por los ventiladores industriales HVLS. Estos equipos consiguen mover grandes masas de aire a muy bajas revoluciones, por lo que consiguen un constante flujo del aire dentro de las naves que consigue mejorar la sensación térmica en el edificio varios grados, consumiendo muy poca electricidad.

Gráfico

Como puede observarse en el diagrama de arriba, moviendo el aire a 2,5 m/s en un ambiente de 27ºC, podemos crear una sensación térmica de 21ºC. De este modo no sólo conseguimos que los empleados tengan una temperatura confortable para trabajar y sean más productivos, sino que podemos aumentar la temperatura de consigna y reducir el tiempo que el aire acondicionado está funcionando.

En el caso de que la nave tenga un ambiente más agresivo (gases químicos, vapores, partículas en el aire, humedad) el mejor modelo que ofrece Magnovent es el ANEMOI AIRMAX, un producto con certificado de seguridad IP 65 que mantiene a salvo el motor de todo tipo de agentes externos y alarga la vida del equipo. Si combinamos estos ventiladores con ventanas automáticas, podremos regenerar y extraer esta humedad y partículas a la vez que renovamos el aire de la nave.

Otra forma de combatir el efecto del aire caliente que nos propone Magnovent es la calefacción radiante a gas. Por un lado, el consumo energético es mucho menor que el de la calefacción eléctrica, y por otro es mucho más eficiente. Este tipo de calefacción no calienta el aire sino a los objetos y personas en su radio de acción, por lo que la sensación de bienestar es instantánea y constante, siendo perfecta para instalar en zonas como muelles de carga, donde el aire se escapa, o líneas de montaje, donde los operarios trabajan en zonas fijas.

Una solución para cada empresa

Cada negocio tiene sus peculiaridades y necesidades únicas. Por ello, si bien las citadas anteriormente son soluciones eficaces y que siempre han dado buenos resultados, lo mejor es contactar con ellos. En Magnovent realizan un estudio personalizado de cada caso, ajustándose al presupuesto y dando siempre la solución más eficiente para cada cliente y consiguiendo el mayor ahorro de energía para cada empresa industrial.

Actualizado el