Ahorro energético mediante paneles solares. ¿Cómo elijo qué panel comprar?

adsfg

 

Formas nuevas y sustentables de producir energía surgen frente al cambio climático. Entre las distintas opciones muchos eligen los paneles solares, pues permiten ahorrar 90% del gasto en energía eléctrica y reducir el daño medioambiental. 

No es una noticia actual hablar de cambio climático, si puede serlo referirse a que cada vez se agrava más el daño que producimos en el ecosistema. Entre las principales causas de este deterioro, debemos reconocerlo, está el estilo de vida consumista y la falsa creencia de que el planeta es una fuente infinita e inagotable de energía y materias primas.

Quienes eligen salirse de esa rueda y asumir modos de vida menos dañinos para su entorno, optan por modificar hábitos cotidianos. Alimentación saludable sin alimentos ultra procesados, huertas orgánicas urbanas, uso de la bicicleta como medio de transporte, reciclado de residuos y elaboración compost para reducir la generación de basura, entre miles de opciones más. La generación de energía, para la vivienda o una empresa, está dentro de estas múltiples alternativas sustentables de las que podemos valernos si optamos por una vida menos agresiva para nuestro hábitat.

Por qué utilizar energía solar

Cuando optamos por la energía solar estamos eligiendo una “energía verde”, que no está generada por combustibles fósiles y por tanto no libera emisiones de dióxido de carbono (CO2) que son peligrosas para nuestra salud y la del planeta. Resulta un razonamiento obvio, pero conviene insistir en ello, optar por energías sostenibles sin emisiones de carbono es fundamental para ralentizar el cambio climático y el daño a la casa común.

Qué es la energía solar

Hablamos de energía solar para referirnos a la energía fotovoltaica o termosolar, producida por la luz o el calor del sol mediante la cual obtenemos electricidad. Las células solares fotovoltaicas tienen por función convertir la luz del sol en electricidad, gracias al llamado efecto fotoeléctrico: ciertos materiales, al absorber partículas lumínicas, liberan electrones y generan corriente eléctrica.

Si estás leyendo este artículo con la idea de comenzar a experimentar con este tipo de energía, y no sólo informarte sobre alternativas sustentables a la electricidad, lo que te contaremos a continuación te será de gran utilidad.

Cuando migramos hacia otros modos de generación de energía siempre es bueno interiorizarse sobre el funcionamiento de la tecnología que pensamos implementar, su funcionamiento, su mantenimiento, etc. Justamente, por dejar estos temas en manos de “expertos”, sin cuestionarnos sobre los costos medioambientales que acarrea la utilización de ciertos tipos de energías, es lo que nos condujo al estado actual de nuestra salud y la de la tierra.

Para ilustrar sobre este punto, vamos a valernos de un interesante artículo publicado por Bioespecie.com, sitio web de publicaciones sobre ecología y tecnologías que aporten sustentabilidad al planeta, al medioambiente y promuevan un estilo de vida acorde a la capacidad del planeta.

Según este portal, en su artículo Paneles solares, lo que hay que saber

“la compra de paneles solares es la opción por excelencia si lo que buscas no sólo son buenos resultados, sino también mayores beneficios en tu entorno.”

Según el sitio Bioespecie.com para saber ¿cómo elijo qué panel solar comprar? Es preciso conocer sobre estos aspectos.

Cómo funciona un panel solar

Cada panel solar cuenta con aproximadamente 60 o 72 células solares en su composición, dentro de ellas es donde transcurre el proceso de convertir la luz del sol en energía eléctrica.

No sólo la luz que llega directamente desde el sol es convertida en energía, también la reflejada por las nubes. Esto nos asegura el ingreso de energía en nuestra casa o empresa también los días nublados. Si los paneles sólo funcionaran en días soleados estaríamos en verdaderos problemas. 

Un sistema fotovoltaico se compone de un kit solar, algo así como una especie de circuito. Un panel solar o sistema fotovoltaico, como también se lo llama, es en verdad un kit solar. Algo así como un circuito por donde circula la luz del sol y va sufriendo transformaciones. 

Al producirse la energía en las placas, esta pasa por el inversor solar. La función del inversor consiste en adecuar la energía generada a la que requieren nuestros equipos eléctricos para su debido funcionamiento. Convertida la energía, esta puede ser distribuida.

Instalar un panel solar

Supongamos que tomaste la decisión de alimentar tu casa con energía solar. Y no sólo eso, ya compraste tu sistema fotovoltaico y lo tienes en tu domicilio listo para comenzar a utilizarlo… ¿Y ahora? ¿Cómo instalo mi panel solar? ¿En qué parte o sector de la casa conviene colocar el panel?

Habitualmente, vemos instalados los paneles solares sobre los techos de las viviendas. La razón de ello es que en este lugar logran captar en mayor cantidad la energía del sol. Aunque el tema no se reduce a una cuestión de altura nada más. Importa también atender a la dirección e inclinación que damos a nuestro panel. 

Respecto a la dirección, una pequeña regla señala:  en los países del hemisferio sur, hacia el norte; en los países del hemisferio boreal, hacia el sur.

En cuanto al ángulo de inclinación, habitualmente se da en relación al que tenga el tejado de la vivienda. De esta manera, en caso de tener que realizar correcciones de inclinación, lo que modificaremos será la estructura sobre la que se encuentra instalado.

Si nuestro techo no reúne las condiciones necesarias, los paneles también pueden instalarse sobre el suelo.

Vida útil de los paneles solares

Un aspecto de suma importancia al momento de evaluar qué panel solar vamos a instalar es el de su vida útil. Un punto relacionado directamente con la calidad de fabricación del sistema fotovoltaico que decidimos adquirir. No obstante, la durabilidad media indica que los paneles solares alcanzan una vida útil de veinticinco años, como mínimo.

¿Qué hacer cuando un panel alcanza su vida útil? Las empresas que se dedican a fabricar estos equipos indican que un panel solar nos asegurará un 80% de producción de energía, incluso habiendo alcanzado el máximo de su vida útil.

Cómo mantener un panel solar

Una tarea básica e indispensable es la limpieza, como en cualquier equipo tecnológico que tengas en tu vivienda. Pero no se trata de un cuidado recurrente, sólo debes realizarla si el sistema se encuentra excesivamente sucio. 

El procedimiento es muy simple, con un poco de agua y la ayuda de un cepillo, el panel queda flamante nuevamente.

Los paneles solares son equipos diseñados y elaborados para trabajar durante períodos extensos, aunque también es necesario asegurar el normal desempeño eléctrico. Este control se realiza con una frecuencia mucho menor, basta hacerlo una vez al año para optimizar la generación energética.

 

Actualizado el