¿Podemos tener energía verde en nuestro hogar?

adasd

En los últimos años hemos escuchado hablar mucho sobre el cuidado del planeta, del medioambiente y de los recursos naturales que tenemos disponibles. Para conseguir nuestros objetivos, han nacido nuevas formas de hacer un uso más responsable de estos recursos, como por ejemplo, la energía verde. ¿Qué es esto? ¿Podemos tenerla en casa? Vamos a responderte estas y otras preguntas sobre el tema. 

Qué es la energía verde

La energía verde también es conocida como energía renovable o limpia, ya que proviene de fuentes 100 % renovables. Las empresas del sector energético la vuelcan a la red de distribución eléctrica y no se puede distinguir de la que no es de origen renovable. Pero ¿cómo podemos estar seguros de que la consumimos? Pues bien, si un cliente, empresa o particular, decide usar este tipo de energía, la comercializadora le garantiza que todo lo que consuma cada mes de electricidad y otros tipos de energía será volcado en la red en forma renovable. Puedes encontrar las mejores comercializadoras de energía en opinionesespana.es.

Si todos lo hiciéramos, ayudaríamos mucho a la recuperación del planeta, ya que las emisiones contaminantes de este tipo de energía son 0. 

La energía renovable, o energía verde, proviene de recursos inagotables de la propia naturaleza, por lo que ayuda a renovar el planeta porque no produce gases de efecto invernadero ni emisiones contaminantes. 

Diferencias entre la energía verde y la que no lo es

La energía renovable se caracteriza por: 

  • Ser una energía limpia. 
  • Proviene de fuentes de energía inagotables. 
  • No emite contaminación ni gases de efecto invernadero. 
  • Tiene independencia energética. 
  • Es más económica.

La energía no renovable: 

  • Es contaminante. 
  • Proviene de fuentes limitadas. 
  • Produce gases efecto invernadero. 
  • No es independiente, sino que depende de la energía del exterior. 
  • Es más cara.

Qué tipos de energía verde hay

Como hemos visto, este tipo de energía se obtiene de fuentes inagotables y naturales, por lo que hay más de un tipo. ¿A cuáles podemos acceder?

Energía solar

Esta posiblemente sea la más conocida, ya que son muchos los edificios e instituciones que cuentan con paneles solares para hacerse con energía renovable. Consiste en recoger la radiación solar a través de unos paneles fotovoltaicos y transformarla en energía como la electricidad o la energía térmica. 

Eólica

También lleva varios años con nosotros, aunque ha aparecido más tarde que la solar. Se trata de los famosos molinos de viento metálicos que podemos ver en muchas carreteras de nuestro país, especialmente en aquellas zonas en las que el viento suele ser protagonista del clima. 

Esta energía se obtiene a través de la fuerza del viento y la energía cinética que producen las corrientes de aire. Luego, se transforma en otros tipos de energía que podemos usar. 

Hidráulica

En este caso se utiliza la potencia que acumulan los saltos de agua a través de unas turbinas que consiguen mover un generador eléctrico. Este almacena la energía que luego puede usarse para otros fines. 

Geotérmica

La energía verde geotérmica se obtiene del calor natural del interior de la tierra. Esta se transmite a rocas calientes donde se realizan procesos de interacción de fluidos y rocas. Esto genera una energía que puede ser volcada en la red eléctrica. 

Biomasa

La biomasa es un tipo de energía renovable que se obtiene de la combustión, pirólisis, fermentación o gasificación de los restos de animales, de las plantas de crecimiento rápido y de las maderas, entre otros. Digamos que es una manera de aprovechar los desechos de la naturaleza para producir energía limpia. 

Mareomotriz

La fuerza provocada por las mareas también son perfectas para traducirse en energía. El movimiento de las olas, o mejor dicho, la fuerza que este provoca, se acumula como energía en un alternador que luego volcará la energía a la red. 

Cómo utilizar energía verde en mi hogar

La energía verde ya no es algo exclusivo para grandes empresas. Si bien muchas de ellas fueron pioneras en su uso, la energía renovable es algo que está al alcance de todos, incluidos los hogares particulares. ¿Te gustaría tenerla en tu hogar? Si es así, conseguirás grandes ventajas: 

  • Rentabilidad. 
  • Fácil mantenimiento. 
  • Eficiencia. 
  • Cuidado del medio ambiente. 
  • Participar en la conservación de los recursos naturales. 
  • Independencia energética. 
  • Sostenibilidad. 

Son muchas las empresas del sector energético que ofrecen energía verde en España. Solo tienes que informarte y comparar los precios para elegir la tarifa que más te convenga. Tienes que saber que la energía verde no es más cara que la que no lo es, por lo que no dejes que te engañen aumentando costes por algo que no existe. 

Otro aspecto que debes tener en cuenta es que, en España, la energía renovable y la que no lo es se vuelca en la misma red eléctrica. ¿Qué supone esto? Que nadie puede garantizarte que la energía que llega a tu casa sea 100 % renovable. Entonces, ¿qué sentido tiene? Bueno, la comercializadora te asegura y garantiza que todo tu consumo será volcado en la red como energía renovable. Por tanto, piénsalo bien: si cada uno de los hogares españoles pidiera energía renovable, la única que se volcaría en la red sería de este tipo y terminaríamos con los efectos contaminantes de la energía no renovable. 

Tal vez quede mucho para eso, o tal vez menos de lo que imaginamos, ya que cada vez somos más conscientes de la urgencia de cuidar y proteger el planeta para futuras generaciones. ¿Por qué no comienzas dando el ejemplo? Para hacer el cambio, solo tienes que hablar con tu comercializadora de energía habitual y pedirle que te cambie tu contrato por uno de energía verde. No te costará nada y estarás haciendo mucho por el planeta. ¿Te apuntas a la energía verde? ¡Nosotros ya lo hemos hecho!

 

Actualizado el